7 junio, 2016
Entre los muertos habría mujeres y niños
Entre los muertos habría mujeres y niños

Naciones Unidas

La organización Human Rights Watch (HRW) acusó a "cascos azules" de la República del Congo de haber asesinado entre diciembre de 2013 y junio de 2015 a 18 personas, incluidas mujeres y niños, en la República Centroafricana.

Según HRW, en una fosa común hallada cerca de un campamento de las fuerzas de paz y exhumada en febrero de este año se encontraron los cuerpos de 12 personas que habían sido detenidas en marzo de 2014.

La organización con sede en Nueva York asegura que ese descubrimiento refuta la versión de los "cascos azules", que aseguraban que esos arrestados habían escapado.

Al mismo tiempo, HRW dijo haber documentado la muerte por torturas de dos líderes "anti-Balaka", de dos sospechosos de pertenecer a ese movimiento y de dos civiles que perecieron por golpes propinados por militares congoleses.

"La aparición de 12 cuerpos es una prueba contundente de un indignante crimen por parte de 'cascos azules' congoleses, que fueron enviados a proteger a la gente, no a atacarla", dijo en un comunicado el investigador de la ONG Lewis Mudge.

Según HRW, las autoridades del Congo no han tomado medidas para garantizar una investigación creíble o Justicia para estos crímenes.

Mientras, Naciones Unidas dijo que llamó la atención sobre el caso en 2015 y lleva siguiéndolo desde entonces.

Según explicó el portavoz Stéphane Dujarric, la organización recibió en mayo información por parte de investigaciones y medidas disciplinarias por parte de las autoridades congolesas.

Como norma, la ONU no dispone de autoridad para juzgar a los "cascos azules", que están bajo jurisdicción de sus países de origen.

Numerosas organizaciones han denunciado repetidamente que esa situación hace que numerosos abusos cometidos por fuerzas de paz queden sin castigar.

En los últimos meses, tropas internacionales desplegadas en la República Centroafricana han sido acusadas de repetidos casos de abusos sexuales, en muchos casos a menores, que han llevado a la ONU a tomar medidas.