Pensaba que el sacrificio iba a otorgarle "poderes mágicos"

 9 enero, 2015

Un paquistaní adepto de la "magia negra" mató por estrangulamiento a cinco de sus hijos al creer que este sacrificio iba a otorgarle "poderes mágicos", indicó el viernes la policía local.

Ali Nawaz Leghari, de 40 años, mató a sus dos hijas y a tres de sus hijos, de entre 3 y 13 años, en la noche del jueves al viernes en la localidad de Saeed Jan, a unos 230 kilómetros al norte de Karachi (sur), la mayor ciudad del país.

"Leghari aprendía magia negra y parece haber realizado este sacrificio para aumentar sus poderes", declaró a la AFP un responsable de la policía local, Qamaruddin Rahimo.

Según Amjad Sheij, el jefe de la policía del distrito, el asesino siguió una "odisea espiritual" de 40 días llamada "Chilla", prescrita por un religioso local, del que quería aprender alquimia.

El hombre, ahora fugado, intentó en un primer momento envenenar a su familia durante la cena, pero su mujer se lo impidió al cabo de una fuerte discusión, según Rahimo.

La esposa y el mayor de los hijos decidieron pasar la noche en casa de otros familiares, dejando al padre con los otros cinco hijos. "Los estranguló uno tras otro, y luego se llevó sus cadáveres al patio" añadió el responsable policial.

Etiquetado como: