5 septiembre, 2013

Beirut

El movimiento chiita libanés Hezbolá, principal aliado del régimen de Damasco, rechazó el jueves las amenzas de ataques militares a Siria y acusó a Estados Unidos de llevar a cabo un "terrorismo planificado".

 AFPUna foto entregada por el gobierno sirio muestra hoy las ruinas de una calle en Cuseir, retomada por las fuerzas del régimen sirio y por el Hezbolá libanés.
AFPUna foto entregada por el gobierno sirio muestra hoy las ruinas de una calle en Cuseir, retomada por las fuerzas del régimen sirio y por el Hezbolá libanés.

En un comunicado publicado tras una reunión de su bloque parlamentario, el Hezbolá, que combate en el conflicto sirio al lado del ejército regular, advirtió que si Occidente pasa a la acción, "amenazará la paz civil en la región y en el mundo".

Se trata de la primera reacción a las amenazas de intervención militar en Siria del partido chiita libanés, uno de los más fieles aliados, junto con Irán, del régimen sirio.

La posibilidad de un ataque, que Estados Unidos y Francia preparan como castigo al régimen sirio por haber utilizado presuntamente armas químicas contra civiles, cada vez es más concreta después de que una comisión del senado estadounidense votara el miércoles a favor de aquel.

El partido chiita libanés declaró que el objetivo de las amenazas es "volver a apoyar a Israel y reforzar la influencia colonialista occidental en la región".

"La implicación de la administración estadounidense en la agresión directa a Siria refuerza al Hezbolá en su convicción de que la crisis que azota desde hace más de dos años a este país se inscribe en un complot estratégico cuyo objetivo es que la región esté bajo control extranjero", añadió.

Etiquetado como: