13 noviembre, 2014

Jerusalén. EFE. El movimiento islamista Hamás es uno de los grupos terroristas más ricos del mundo, solo por detrás del Estado Islámico (EI) , según un listado publicado ayer por la revista Forbes Israel.

El medio apunta que la organización terrorista más acaudalada en la actualidad, y de la historia en general, es el EI, que dispone de un volumen de $2.000 millones al año.

Hamás, considerado grupo terrorista por EE. UU., la Unión Europea e Israel, se coloca en segundo lugar con unos ingresos de $1.000 millones anuales, según ese medio.

Una organización terrorista – precisa la revista–, como cualquier otra, tiene un modelo de negocio y financiación de sus actividades: desde su mantenimiento, salarios y entrenamiento, a la adquisición de armas, munición o vehículos.

La revista explica que Hamás no solo depende de las donaciones, sino que ha sido capaz de recaudar impuestos tanto de civiles como de empresarios. Además, se deja parte de la ayuda internacional a Gaza.