25 mayo, 2016
La ratificación de la ley allana el camino para la ejecución de al menos una docena de palestinos que han sido condenados a la pena capital.
La ratificación de la ley allana el camino para la ejecución de al menos una docena de palestinos que han sido condenados a la pena capital.

Gaza

El movimiento islamista Hamás aprobó por ley parlamentaria la aplicación de la pena de muerte en Gaza, a pesar de la oposición del Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP, efectiva solo en Cisjordania) y grupos de derechos humanos.

En un comunicado, Hamás informó de que la ley fue aprobada con el voto a favor de los legisladores islamistas en el Consejo Legislativo Palestino (PLC por sus siglas en inglés) , que nunca ha llegado a reunir a sus 132 diputados desde que Hamás se hizo con el control de la franja en 2007.

La ley fue votada por tanto en ausencia de los diputados que representan al partido al-Fatah, que Gobierna en Cisjordania, y de las otras facciones políticas palestinas con representación parlamentaria, aunque en cualquier caso hubieran sido minoría.

El Parlamento palestino fue elegido por última vez en 2006, elecciones en las que venció Hamás, y su legalidad después de 10 años ha sido puesta en tela de juicio.

Hamás explicó que la decisión de refrendar la "aplicación obligatoria" de la sentencia de muerte por ley —un castigo que ya existía en la ANP aunque condicionado a la aprobación de su presidente—, seguirá sujeta a los procesos legales existentes.

Es decir que solo se aplicará "después de que se completen todas las apelaciones posibles" por los acusados.

La ratificación de la ley allana el camino para la ejecución de al menos una docena de palestinos que han sido condenados a la pena capital.

El gobierno de Ramala denunció que la aprobación de la ley es "ilegal" porque "Hamás es solo un movimiento y no un gobierno que pueda hacer leyes y ejecutarlas".

Quejas que rechazó el diputado de Hamás y jefe del comité legislativo del PLC, Mohamed al Ghoul.

"El periodo de Mahmud Abás como presidente terminó en 2009 y las prácticas del Gobierno (de Ramala) son ilegales, por lo que no tienen derecho a rechazar nuestra ley", afirmó.

El Gobierno del movimiento islamista no ha aplicado la pena de muerte desde junio de 2014 —en coincidencia con la formación de un "gobierno de consenso" con al-Fatah que nunca llegó realmente a tener efecto—, si bien sí lo ha hecho su brazo armado, las Brigadas de Izadín al-Qassam.

El portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, expresó desde Ginebra —antes de que Hamás hiciera público su anuncio— su preocupación por las ejecuciones que se puedan producir en Gaza y que parecen inminentes.

Etiquetado como: