29 abril, 2015

Londres. AFP. Separados por miles de kilómetros de su patria devastada, la comunidad británica de soldados gurkas, retirados y en servicio, se está movilizando para ayudar a las víctimas del terremoto en Nepal.

Los gurkas son unos 2.500 efectivos reclutados en Nepal que han servido en el Ejército británico durante 200 años, incluyendo en primera línea en Afganistán e Irak.

Son famosos por su ferocidad y tenacidad, y utilizan como símbolo los kukri, cuchillos curvos que usan en la batalla.

Además de soldados en servicio, hay en el Reino Unido comunidades de gurkas jubilados quienes a menudo se instalan cerca de bases militares cuando dejan el Ejército.

“Estamos tratando de recaudar dinero, pero no sé cómo lo haremos. No es solo una aldea, son aldeas en todo el país”, las que han quedado destruidas por el sismo, explicó Om Prakash Gurung, presidente de la Asociación Británica de Veteranos Gurka.

“Nepal es un país muy pobre y nuestras familias dependen de nosotros, somos su principal sostén”, dijo.

La actriz británica Joanna Lumley con el exgurka Tul Bahadur. | AFP
La actriz británica Joanna Lumley con el exgurka Tul Bahadur. | AFP

Gurung sirvió como gurka durante 22 años, siguiendo los pasos de su padre y su abuelo, y ahora tiene un restaurante nepalí en Nuneaton, en el centro de Inglaterra.

“Me siento muy triste. Cuando veo la televisión, me pregunto qué puedo hacer”, explicó, agregando que él y otros miembros de la comunidad nepalí de la ciudad tratan de mantener contacto con sus familias varias veces al día.

Decenas de soldados gurka volaron desde Gran Bretaña la noche del lunes para ayudar en las tareas de rescate.

Dhan Gurung fue un gurka durante 18 años. El lunes por la noche organizó una vigilia con velas y banderas nepalíes a la que asistieron 1.000 personas. Ahora trata de recaudar dinero para comprar equipo de emergencia.

Los gurkas empezaron a servir en el Ejército británico en 1815 después de impresionar a los jefes militares en una guerra entre la India británica y Nepal.

En los últimos años, los veteranos gurkas libran una batalla para que se les permita vivir en el Reino Unido cuando abandonan el ejército, porque siguen siendo nepalíes mientras sirven.

Reconociendo el papel que desempeñan, el viceprimer ministro británico Nick Clegg dijo el martes que era hora de apoyarlos “en esta hora de ansiedad y necesidad”.

Etiquetado como: