11 julio, 2013

Bogotá

La guerrilla colombiana del ELN rechazó emprender un diálogo de paz condicionado a la liberación de los secuestrados en su poder y reiteró su petición de anular títulos de explotación a una multinacional minera antes de entregar a un ingeniero canadiense que mantiene como rehén.

En una carta pública dirigida al presidente Juan Manuel Santos, el Ejército de Liberación Nacional ( ELN , guevarista) reiteró que está dispuesto a un "diálogo sin condiciones".

"Usted, señor presidente, ha impuesto la fórmula del diálogo en medio del conflicto, realidad que hemos aceptado. No obstante, seguimos dispuestos a continuar los esfuerzos para que se adelanten los diálogos de paz", señaló el máximo jefe del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, Gabino, en la carta publicada este este jueves en su página web www. eln -voces.com.

"Si de condiciones se trata, el ELN tendría igualmente muchos condicionantes, por ejemplo: que aparezcan los desaparecidos por los agentes del Estado, que se den las garantías para que retornen a los lugares de origen los más de 5 millones de desplazados", indicó.

La misiva hizo mención al ingeniero canadiense Jernoc Wobert, de 47 años, secuestrado por el ELN el pasado 18 de enero en el departamento de Bolívar (norte de Colombia) y cuya entrega ha exigido Santos antes de plantear el inicio de un proceso de paz.

"Sobre la puesta en libertad del directivo de la trasnacional minera canadiense Braewal Mining, el señor Jernoc Wobert, hemos solicitado que tanto el gobierno colombiano como la empresa canadiense, devuelvan a las comunidades del sur de Bolívar (norte de Colombia) 4 títulos mineros que la empresa adquirió de manera fraudulenta y bajo sobornos", señaló.

"Ante esa solicitud, la empresa guarda silencio y el gobierno responde militarizando el sur de Bolívar en su intento por lograr un rescate por la vía militar", agregó.

El ELN es la segunda guerrilla de Colombia, con unos 2.500 integrantes, y hasta hora se mantiene al margen de los diálogos de paz que emprendió el gobierno de Santos con las comunistas FARC desde noviembre pasado en Cuba, sin un cese de las hostilidades en Colombia.

Las Fuerzas Amadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con unos 8.000 combatientes, es la principal guerrilla que opera en el país y la más antigua de América Latina, con 49 años de lucha armada.

En la declaración, el grupo guerrillero además se quejó de que Santos utilice los medios de comunicación para hacer declaraciones sobre un eventual diálogo de paz con el ELN .

"Mientras se nos solicita confidencialidad, el presidente se atribuye el derecho de usar los micrófonos y los medios para poner condiciones", refirió.