Movimiento gobierna la Franja de Gaza

 5 marzo, 2014

Gaza

Un tribunal egipcio prohibió el martes 4 de marzo, las actividades del grupo militante palestino Hamas que gobierna la vecina Franja de Gaza.
Un tribunal egipcio prohibió el martes 4 de marzo, las actividades del grupo militante palestino Hamas que gobierna la vecina Franja de Gaza.

La decisión de la justicia egipcia de ilegalizar a Hamas podría obligar al movimiento islamista palestino, que gobierna la Franja de Gaza, a embarcarse en una confrontación con Israel para salir de su ratonera, según los analistas.

"La situación entre Egipto y Hamas alcanzó un punto de no retorno", indicó el politólogo de la Universidad Al Azhar de Gaza, Mujaimer Abu Sada.

"Para Hamas, las opciones se reducen a la reconciliación con el presidente (de la Autoridad Palestina) Mahmud Abas y su movimiento Fatah o al enfrentamiento abierto con Israel para comprometer a Egipto y atraer la simpatía del mundo árabe", señaló Abu Sada, para quien esta última opción es costosa y atrevida.

Un tribunal cairota ilegalizó el martes en Egipto a Hamas , considerado como la rama palestina de los Hermanos Musulmanes y acusado de participar en atentados en Egipto desde que el ejército derrocó el 3 de julio al presidente islamista, Mohamed Mursi.

Las autoridades egipcias declararon en diciembre que es una organización terrorista.

Bajo un estricto bloqueo impuesto por Israel desde 2006, Hamas festejó la caída del expresidente Hosni Mubarak en febrero de 2011 y la victoria de Mursi en junio de 2012.

Tras la demolición de cientos de túneles de contrabando, esta nueva decisión de Egipto busca estrangular la resistencia y beneficia a la ocupación israelí, según el movimiento palestino.

Basem Naim, consejero de Relaciones Exteriores del jefe de gobierno de Hamas, Ismail Haniyeh, expresó su deseo de que la decisión egipcia no se traduzca en restricciones a la circulación de personas en Gaza.

Desde julio, Egipto cierra a menudo el paso fronterizo de Rafá, único acceso a Gaza no supervisado por Israel, al alegar motivos de seguridad.

Según Naciones Unidas, este paso abrió únicamente seis días en enero y pocos días más en febrero, lo que impide el acceso a la asistencia médica de los habitantes de Gaza.

Para el analista gazatí Hani Habib, la decisión judicial es una formalidad que no tendrá casi impacto, porque las medidas de seguridad egipcias y el cierre de Rafah ya estaban en vigor.

Para Ezat al Rishq, un teniente del jefe de Hamas, esta prohibición abriría las puertas a nuevas agresiones y a la guerra contra Gaza.

Hamas e Israel cerraron en noviembre de 2012 un principio de tregua gracias a la mediación egipcia.

Según el politólogo de la Universidad gazatí de Uma, Adnane Abu Amr, la ruptura definitiva entre Egipto y Hamas implicaría una mayor presión sobre Gaza con el riesgo de que la situación explote en la cara de Egipto o Israel.

El movimiento palestino podría instrumentalizar ciertos grupos salafistas del Sinaí egipcio, añadió Abu Amr.

"Hamas debe abstenerse de responder con violencia a la decisión egipcia, porque Gaza forma parte de Palestina y necesita mantener buenas relaciones con Egipto, mientras que este último necesita Gaza para su seguridad nacional", aseguró el politólogo Naji Sharab.

"La mejor opción para Hamas para salir de la crisis es la reconciliación con Fatah", añadió.

Fatah y Hamas, que gobiernan respectivamente las zonas autónomas de Cisjordania y Gaza, firmaron en 2011 en El Cairo un acuerdo de reconciliación para poner fin a la división política entre ambos territorios, si bien este no se ha puesto en marcha en su totalidad.

Etiquetado como: