26 diciembre, 2015
Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.
Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Nigeria

Al menos 14 personas murieron y varias resultaron heridas por un ataque de Boko Haram el día de Navidad en una localidad en el noreste de Nigeria, indicaron milicias de autodefensa el sábado.

Los yihadistas entraron en la ciudad de Kimba, en el estado de Borno, sobre las 10:00 p. m. del viernes y abrieron fuego contra los residentes, antes de prender fuego a sus casas.

"Los atacantes mataron a 14 personas y quemaron la aldea entera antes de huir", aseguró a la AFP Mustapha Karimbe, miembro de las milicias de autodefensa que apoyan al ejército en la lucha contra Boko Haram.

Cientos de residentes de Kimba huyeron a Biu, donde fueron instalados en un campo de refugiados ya desbordado con desplazados de Boko Haram.

El ataque se produjo pocos días antes del 31 de diciembre, la fecha límite autoimpuesta por el presidente nigeriano Muhammadu Buhari para erradicar al grupo radical, y en la misma semana en que el dirigente afirmó que Nigeria había derrotado "técnicamente" a los yihadistas.

Buhari llegó a la presidencia en mayo con la promesa de acabar con seis años de insurgencia, que han dejado más de 17.000 muertos y espantado a los inversores de la mayor potencia económica en África.

Las tropas nigerianas han ganado terreno a Boko Haram, pero los yihadistas aún tienen capacidad para lanzar ataques esporádicos.

El grupo se ha aliado con el Estado Islámico (EI), aunque varios expertos dudan de la escala y alcance de dicha colaboración.

Etiquetado como: