22 octubre, 2015

Madrid. AFP. Expresidentes iberoamericanos pidieron el lunes a la ONU condicionar la renovación de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos a la liberación de opositores y la presencia de observadores internacionales en las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

El deterioro de la situación de los derechos humanos en Venezuela (...), el desconocimiento de las resoluciones emitidas por las distintas relatorías y grupos de trabajo del Alto Comisionado de Derechos Humanos por parte del Gobierno venezolano y su actitud obstruccionista en el Consejo de Derechos Humanos, impiden que se le pueda renovar “sin más requisitos” su posición, afirman, en un comunicado, 14 exmandatarios.

Estos, entre quienes están el mexicano Vicente Fox, el chileno Ricardo Lagos y el español Felipe González , consideran que Caracas no ha cumplido con los requisitos del Consejo de “aplicar normas estrictas en la promoción y protección de derechos humanos”.

“La concentración de poder y la falta de independencia del Poder Judicial en Venezuela han permitido que el Gobierno intimide, censure y persiga a los críticos”, añadió el comunicado enviado por el Club de Madrid, asociación dedicada a promover la democracia.

Felipe González visitó Venezuela en junio de este año. | AP
Felipe González visitó Venezuela en junio de este año. | AP

En la nota se denuncia que Caracas “ha repudiado la labor de observadores internacionales de derechos humanos”.

Los exmandatarios recordaron que expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han cuestionado el uso de la televisión pública para “criticar a defensores de los derechos humanos” y que en el último año “Venezuela ha usado su posición en el Consejo de Seguridad de la ONU para demorar, e incluso bloquear, acciones para proteger derechos humanos en Siria y Sudán del Sur”.

Venezuela, cuyo puesto en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas expira este año, pretende renovarlo en la elección que tendrá lugar el 28 de octubre. Compite con Ecuador, Panamá y Bahamas.

Tres de estos países representarán a Latinoamérica.