18 febrero, 2016
Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias a menudo son objetivo de este tipo de acciones.
Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias a menudo son objetivo de este tipo de acciones.

Kabul, Afganistán

Al menos cinco miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) fueron secuestrados por hombres armados sin identificar en la provincia de Ghazni, en el sureste de Afganistán, informaron este juves fuentes oficiales y de la organización.

El portavoz del Comité en el país, Moeckli Olivier, explicó que un grupo armado interceptó a los cooperantes hace dos días cuando realizaban un viaje de trabajo por el sur y confirmó que todos ellos son de nacionalidad afgana.

"El ICRC está en contacto con las autoridades del Gobierno y otras personas y tratan de garantizar su segura liberación", afirmó el portavoz, quien rehusó divulgar más detalles por razones de seguridad.

El Gobierno regional colabora en las tareas para tratar de liberar a los rehenes, pero por el momento se desconoce su localización, indicó una fuente de la administración local que prefirió mantener el anonimato.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias a menudo son objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones dirigidas a obtener un rescate.

En uno de los últimos casos, una cooperante alemana de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, siglas en inglés) fue liberada a finales del pasado octubre, nueve semanas después de ser secuestrada en Kabul.

Etiquetado como: