19 febrero, 2016
Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias a menudo son objetivo de este tipo de acciones.
Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias a menudo son objetivo de este tipo de acciones.

Kabul

Los cinco empleados del Comité Internacional de Cruz Roja de Afganistán (CICR) que estaban secuestrados desde hace cuatro días, fueron liberados este viernes, confirmaron autoridades locales.

Los hombres fueron retenidos por un grupo de sujetos armados en la provincia de Ghazni, en el sureste de Afganistán. Los responsables de este hecho aún no han sido identificados.

El portavoz del Comité en el país asiático, Moeckli Olivier, anunció que sus compañeros llegaron a la oficina de Ghazni antes de la hora de comer. Por razones de seguridad, Olivier no ofreció detalles de cómo se produjo la liberación.

Agregó que los trabajadores están sanos y que tres de ellos ya se reunieron con sus familias en Ghazni, al tiempo que los otros dos hablaron con sus parientes en Bamiyán.

El portavoz del gobernador provincial, Javid Salangi, también confirmó la noticia, pero no aportó mayores detalles.

Una fuente de seguridad que pidió el anonimato, declaró que los miembros de la organización no gubernamental no coordinaron su viaje con los órganos de seguridad en Ghazni y viajaron a una parte insegura del distrito de Waghaz en esta provincia.

Esta fuente achacó a los talibanes ser los autores del secuestro.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias son a menudo objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones dirigidas a obtener un rescate.

En uno de los últimos casos, una cooperante alemana de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, siglas en inglés) fue liberada a finales del pasado octubre, nueve semanas después de ser secuestrada en Kabul.