22 febrero, 2014

La Paz

El Gobierno boliviano, apoyado por la comunidad internacional, montó un gigantesco operativo para socorrer a casi 60.000 familias damnificadas por el desborde de ríos provocado por torrenciales lluvias en la zona amazónica, informaron este sábado fuentes oficiales.

"Al momento se realiza una actividad intensa (en Beni, la región más golpeada) trasladando ayuda humanitaria (por aire y vía fluvial), y evacuando personas afectadas de las comunidades aisladas por la cantidad de agua que no permite el tránsito por las vías carreteras", reportó el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.

La intensidad de las lluvias ha hecho inútiles las defensas construidas por la población de la ciudad de Trinidad, departamento de Beni.
La intensidad de las lluvias ha hecho inútiles las defensas construidas por la población de la ciudad de Trinidad, departamento de Beni.

"En algunos casos (no) existe la posibilidad de ingresar (a las poblaciones colapsadas) con embarcaciones por vía fluvial", precisó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que también dirige las labores de salvamento.

Desde enero pasado, cuando el Gobierno declaró la emergencia nacional, 450 toneladas de alimentos, medicamentos, ropa, carpas y agua han sido distribuidas en todo el territorio, 230 de las cuales específicamente en Beni, detalló Saavedra.

Apoyo del exterior. En tanto, varios países de América Latina, Europa y Asia se solidarizaron con los afectados por las riadas, que han cobrado 59 muertos desde que comenzó prematuramente la época de lluvias a finales de septiembre.

"Estamos canalizando la cooperación que se ha ofrecido a Bolivia , tenemos como una decena de países que ya han expresado su generosidad", dijo Quintana.

Perú, Brasil y Francia colaboran con helicópteros para apoyar en las tareas de transporte de vitualles y el rescate de personas.

"El Gobierno de Brasil está enviando dos helicópteros Cougar y un equipo de búsqueda y salvataje (SAR) para participar de las operaciones de ayuda", dijo un comunicado de la legación diplomática brasileña en La Paz, enviado a la AFP.

Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) se han solidarizado con aportes y suministros.

Japón, Corea del Sur, Italia, Suiza, Cuba y Argentina enviaron vituallas y carpas, además de asesoramiento y personal técnico y médico especializado en emergencias y un lote de potabilizadores de agua, entre otros.

Las calles de la ciudad de Trinidad, capital del departamento de Beni, lucen totalmente anegadas.
Las calles de la ciudad de Trinidad, capital del departamento de Beni, lucen totalmente anegadas.

"Hemos recibido expresiones de cooperación del gobierno de España, se nos ha dicho que van a llegar 20 toneladas de vituallas, medicamentos y otros artículos necesarios", dijo Quintana.

El papa Francisco hizo en las últimas horas una donación de 50.000 dólares en favor de los damnificados.

Aunque las lluvias seguían cayendo en Beni, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senhami,estatal) pronosticó que amainarán a fin de mes.

Etiquetado como: