12 abril, 2014

Londres

Londres (AFP). Gran Bretaña negó este sábado estar "militarizando" la zona de las Malvinas y aseguró que los ejercicios militares programados entre el 14 y el 27 de abril son "rutinarios", un día después de que Argentina denunciara "un nuevo acto de agresión colonial".

"Las afirmaciones de Argentina de que estamos 'militarizando' el Atlántico Sur son completamente falsas. El número de las fuerzas británicas ha disminuido hasta el mínimo necesario para defender las islas", situadas a más de 13.000 km de Londres, aseguró un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

"La insinuación argentina de que Reino Unido está tratando de amenazar militarmente Argentina o a la región en su conjunto carece totalmente de fundamento, al igual que la insinuación de que desplegamos armas nucleares en la región", agregó el vocero.

Argentina, que reivindica la soberanía de este archipiélago del Atlántico Sur, condenó el viernes las maniobras militares británicas programadas para mediados de abril, calificándolas de "provocaciones y actos hostiles hacia Argentina de una potencia nuclear extracontinental".

En respuesta, el ministerio británico de Relaciones Exteriores aseguró que las pruebas son "ejercicios de rutina en las Malvinas que tienen lugar aproximadamente dos veces por año desde hace muchos años".

El vicecanciller argentino, Eduardo Zuain, convocó por su parte al embajador del Reino Unido en Buenos Aires para entregarle "una nota de enérgica protesta frente a esta nueva exhibición de fuerza belicista en una zona de paz", según el comunicado leído por el canciller argentino Héctor Timerman.

Las autoridades argentinas compararon los misiles que serán lanzados desde las Islas Malvinas con el sistema de misiles utilizados por las fuerzas británicas en Afganistán.

En 2010, Argentina ya había protestado contra ejercicios militares en las aguas territoriales del archipiélago de las Islas Malvinas.

Etiquetado como: