Rubén Darío Alzate es el primer militar de tan alto rango que captura la guerrilla.

 19 noviembre, 2014
Este es el general Rubén Darío Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, secuestrado en el departamento del Chocó por las FARC cuando visitaba vestido de civil Las Mercedes, un remoto caserío a quince kilómetros de Quibdó, capital del Chocó.
Este es el general Rubén Darío Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, secuestrado en el departamento del Chocó por las FARC cuando visitaba vestido de civil Las Mercedes, un remoto caserío a quince kilómetros de Quibdó, capital del Chocó.

La Habana

El Gobierno de Colombia y las FARC llegaron a un acuerdo sobre las condiciones para liberar al general Rubén Darío Alzate y a otras cuatro personas más secuestradas por la guerrilla, anunciaron este miércoles en La Habana representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz.

"Las liberaciones se llevarán a cabo a la mayor brevedad posible", indica el comunicado leído por Rodolfo Benítez, representante de Cuba, y Rita Sandberg, de Noruega ante los medios de comunicación.

Además del general Alzate, serán liberados el cabo Jorge Rodríguez y la abogada al servicio del Ejército, Gloria Urrego, todos capturados el pasado domingo en una zona conflictiva del departamento de Chocó, en el oeste colombiano.

El acuerdo también incluye la puesta en libertad para los soldados César Rivera y Jonathan Díaz, secuestrados por las FARC el pasado 9 de noviembre después de un combate en Arauca, en la frontera este con Venezuela.

Las condiciones para la liberación de estas cinco personas, que incluyen la participación de los países garantes y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), serán similares "con las acordadas para otros tipos de operaciones realizadas en el marco del proceso de paz".

Cuba y Noruega agradecieron en su comunicado "la actitud constructiva" del Gobierno de Colombia y las FARC, al tiempo que reiteraron su "firme apoyo" a los diálogos de paz, que cumplieron este miércoles dos años desde que se iniciaron en La Habana.

Los países garantes manifestaron que "continuarán contribuyendo en todo lo posible para lograr un acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera en Colombia".

El secuestro el pasado domingo del general Alzate, el primer militar de tan alto rango que capturan las FARC, ha provocado el mayor momento de crisis en esas negociaciones hasta el punto de que el presidente Juan Manuel Santos decidió suspender los diálogos hasta la liberación del militar y todos los secuestrados.