12 abril
Henrique Capriles (centro), acompañado por los diputados Americo De Grazia (izquierda )y Miguel Pizarro, participó el lunes en Caracas en una marcha contra el gobierno de Maduro.
Henrique Capriles (centro), acompañado por los diputados Americo De Grazia (izquierda )y Miguel Pizarro, participó el lunes en Caracas en una marcha contra el gobierno de Maduro.

Caracas

El dirigente opositor y excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles, inhabilitado para participar en actividades electorales por 15 años, afirmó el martes que antes de ser sancionado ya tenía decidido no postularse nuevamente al cargo de gobernador, y aseveró que con esa medida el régimen de Nicolás Maduro pretende decidir quiénes serán los candidatos de la oposición.

La decisión dictada por la Contraloría General, acusada de estar vinculada al gobierno, representa un duro golpe para la oposición, que en los últimos dos años ha perdido a dos de sus principales líderes: Leopoldo López, quien fue condenado en el 2015 a casi 14 años de cárcel, y ahora a Capriles, de 44 años. Además amenaza con incrementar las tensiones entre la oposición y el gobierno.

En su programa Pregunta Capriles, que transmite a través de las redes sociales, el líder opositor anunció que antes de la inhabilitación ya tenía decidido no presentarse a un tercer mandato como gobernador del estado central de Miranda por una cuestión de "principios". Recordó que él fue uno de los más vehementes adversarios de la reforma constitucional impulsada en el 2009 por el fallecido presidente Hugo Chávez, en la cual se introdujo la reelección indefinida en Venezuela.

Chávez, quien había estado en el poder desde 1999, buscaba ser elegido por tercera vez para alargar su mandato otros seis años. Falleció casi cinco meses después de que ganó esos comicios, el 5 de marzo del 2013.

"Si hoy se hicieran elecciones (presidenciales), hay dos personas en el país que tenemos la primera opción para dirigir este país, para liderarlo: uno es Leopoldo y el otro soy yo" , pero "Leopoldo está preso, yo ahora estoy inhabilitado", comentó Capriles, uno de los críticos más acérrimos del gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro.

"¿Qué busca el gobierno? Elegir quién es su candidato, elegir quién es su oposición" , aseveró Capriles, y afirmó que la alianza opositora "vencerá ese obstáculo" y no va a permitir "caballos de Troya" en sus filas.

"Estamos firmes con la democracia, firmes con el pueblo venezolano, no con los chanchullos (manejos ilícitos)", agregó.

Capriles fue candidato de la coalición opositora en las elecciones presidenciales del 2012 en las que Chávez resultó ganador. Al año siguiente se enfrentó a Maduro en unos comicios que perdió por un margen estrecho de diferencia.