14 abril, 2016
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, asistió este martes a un acto con profesores y estudiantes en el Palacio del Planalto en Brasilia. | AP
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, asistió este martes a un acto con profesores y estudiantes en el Palacio del Planalto en Brasilia. | AP

Brasilia.

El gobierno brasileño recurrió a la justicia para "anular el proceso de impeachment" (juicio político) de la presidenta Dilma Rousseff, anunciaron este jueves fuentes oficiales, en la vísperas del inicio de los debates parlamentarios que conducirían a la destitución de la mandataria.

José Eduardo Cardozo, representante legal del gobierno, convocó a una conferencia de prensa "para aclarar los puntos del pedido de medida cautelar enviado al Supremo Tribunal Federal (STF, máxima instancia) para anular el proceso de impeachment", indicó un comunicado de la Abogacía General de la Unión (AGU).

La AGU alegó que en el procedimiento de juicio político "hay vicios que violan los principios del debido proceso legal (...) y de una amplia defensa".

El pedido debe ser analizado por un magistrado del STF, y en caso de ser admitido, llevaría a la suspensión de la sesión en la Cámara de Diputados, en espera de una decisión definitiva de parte del plenario de la Corte Suprema.

La Cámara de Diputados sesionará a partir del viernes, con la intención de votar el domingo una moción de destitución de la presidenta del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), acusada de manipular las cuentas públicas en el 2014, el año de su reelección, y a inicios del 2015.

El gobierno perdió en los últimos días a aliados de importancia y las encuestas dan una tendencia en aumento de los partidarios de la destitución, que se acercaban a los 342 votos necesarios (dos tercios de un total de 513 diputados) para aprobar la moción.