Funcionario está también en contra de la militarización del estado de Táchira

 25 febrero, 2014

Caracas AFP y AP. El gobernador de Táchira (oeste del país), el chavista José Gregorio Vielma Mora, manifestó ayer su desacuerdo con la detención del dirigente opositor Leopoldo López , y calificó de grave error la militarización de su estado ante las protestas que sacuden Venezuela desde principios de este mes.

“Todos los que están presos por cuestiones políticas, mándalos para su casa (...) incluyendo a Simonovis, incluyendo a Leopoldo López”, propuso al Gobierno venezolano ayer en una entrevista difundida por radio.

Vielma Mora es un exmilitar que participó en 1992 junto al fallecido Hugo Chávez en un fracasado golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez.

Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular y uno de los promotores de las protestas que con el lema “la salida” busca sacar por la vía constitucional al presidente Nicolás Maduro, está detenido en una cárcel militar desde el pasado martes después de entregarse a la Justicia. Lo acusan de incitar a la violencia y ocasionar daños durante una protesta antigubernamental –el 12 de febrero en Caracas– que dejó tres fallecidos.

El gobernador también se refirió al excomisario Iván Simonovis, preso por su participación en el golpe de Estado que en el 2002 derrocó brevemente del poder a Chávez, y a quien la oposición considera un preso político del chavismo.

El estado de Táchira y su capital, San Cristóbal, es la cuna de las protestas estudiantiles que empezaron el 4 de febrero contra la inseguridad en las universidades y que se extendieron por todo el país e incorporaron nuevos reclamos por el grave deterioro económico que viven los venezolanos.

Desacuerdo. En la entrevista, el gobernador consideró un grave error y un exceso inaceptable la militarización que ordenó Maduro hace varios días en su estado, tras la violencia que paralizó a San Cristóbal.

“Estoy en contra, me molesté mucho, fue innecesario haber pasado unos aviones militares por encima de San Cristóbal”, manifestó el gobernador Vielma.

Vielma Mora, quien reconoció que durante la represión de las protestas hubo exceso en la actuación de las fuerzas de seguridad estatales, también respondió a las amenazas de Maduro de decretar un estado de excepción o la suspensión de las garantías si la situación no se normaliza en el lugar.

“Los derechos individuales y colectivos no pueden ser cercenados y menos viniendo de una situación que la hemos controlado a través de la paz”, dijo Vielma.

Continúan las protestas. En medio de la tensión y las discrepancias en el Gobierno, ayer siguieron las manifestaciones en Venezuela, lo que dejó otra víctima fatal: un joven manifestante falleció luego de pasar varios días hospitalizado en un centro de salud de la ciudad de San Cristóbal.

Además, algunas de las avenidas y autopistas del este y oeste de la capital fueron bloqueadas temporalmente con basura, troncos de árboles y alambradas, lo que dio origen a congestionamiento de vehículos.

Contingentes de policías y guardias nacionales con equipos antimotines salieron para eliminar las barricadas y restablecer la circulación.

Etiquetado como: