20 octubre
Los ministros del Interior del G7 reunidos en la isla Ischia en Italia.
Los ministros del Interior del G7 reunidos en la isla Ischia en Italia.

Ischia, Italia

Los ministros del Interior del G7 y los gigantes de Internet acordaron este viernes en Italia luchar contra la propaganda "terrorista" que los grupos yihadistas utilizan como arma en las redes sociales.

"Por primera vez los países más desarrollados del mundo y los gigantes de Internet", entre ellos Google, Facebook y Twitter, se han unido para implementar un plan de acción destinado a "bloquear automáticamente los contenidos terroristas", anunció Marco Minniti, ministro italiano del Interior.

"Internet es importante para los combatientes extranjeros, un vehículo para reclutar, entrenar y radicalizar. Se mueven como peces en el agua", reconoció el ministro, en conferencia de prensa en la isla italiana de Ischia.

El acuerdo es considerado como uno de "los primeros pasos para una gran alianza hecha en nombre de los principios de la libertad", agregó.

Según fuentes franceses, en menos de dos horas serán bloqueados los sitios con contenidos yihadistas en Internet.

Recientemente en una declaración conjunta ante la Asamblea General de la ONU, los responsables franceses, británicos e italianos se manifestaron a favor del acuerdo con los poderosos del web.

"Con este compromiso común queremos enviar un mensaje fuerte a la opinión pública del mundo: es posible no renunciar a la libertad y al mismo tiempo vivir seguros", afirmó Minniti.

Con el acuerdo se cumple uno de los puntos fijados en mayo por los líderes del G7 en el curso de la cumbre de Taormina, Sicilia, en la que se comprometieron a avanzar con determinación en la lucha contra el yihadismo en internet.

El sector va a tener que desarrollar también de manera urgente y compartir nueva tecnología y herramientas para mejorar la detección automática de contenido que incite a la violencia.

Francia, Reino Unido e Italia trabajaron para lograr el apoyo de Estados Unidos.

"Tenemos que hacer más", pidió Elaine Duke, Secretaria Encargada de Seguridad de Estados Unidos, quien agradeció la colaboración dada por las redes sociales.

La representante de Estados Unidos recordó que la primera enmienda de la Constitución de su país es la defensa de la libertad de expresión, sea cual sea su contenido, por lo que el tema resulta delicado.

"Es responsabilidad de los autores de los contenidos, del gobierno y también de la sociedad civil garantizar que Internet sea un vector de paz", aseguró por su parte el ministro francés, Gérard Collomb.

Internet dejó de ser un vector de libertad para convertirse en un factor de inseguridad, que provoca miles de muertos en todo el mundo, recordó Collomb en la reunión.

Atentos

La caída de Raqa, bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, representa hoy en día un importante desafío.

"Ha sufrido una dura derrota militar, pero eso no quiere decir que ese grupo dejó de existir", advirtió Minniti.

La reunión del G7 comenzó este con un primer intercambio de impresiones sobre la amenaza que representan los 25.000 a 30.000 combatientes extranjeros, del grupo EI tras la caída de Raqa.

Se trata de un peligroso contingente, muy entrenado y capaz de repartirse por todo el planeta.

"Por primera vez hemos hablado de cómo luchar contra el regreso de combatientes extranjeros a su país de origen", entre ellos unos 5.000 europeos, reconoció el ministro italiano.

"Decidimos compartir la información", un punto clave que ha convertido Raqa en una valiosa fuente de datos.

"Tanto las huellas digitales como los documentos que se van a encontrar allá nos pueden ayudar a conocer mejor al enemigo y a identificar a los que provienen del extranjero, que luchan con los yihadistas", explicó el ministro italiano.

Según él, los combatientes extranjeros "regresarán al propio país o emigrarán a otros campos militares, en Libia o en el Sahel".

Etiquetado como: