20 julio, 2014

NUEVA DELI. AP. Miles de personas, furiosas por lo que consideran falta de acción policial, marcharon ayer para exigir que las autoridades detengan a los responsables de que una niña de seis años fuera violada en una escuela del sur de India.

Más de 4.000 padres y familiares de los niños que estudian en la escuela en Bangalore, el núcleo tecnológico indio, gritaron consignas contra la administración del centro escolar y exigieron que la Policía detenga a los implicados en la agresión que ocurrió el 2 de julio y del que se informó esta semana.

Los manifestantes portaban pancartas que decían: ‘Ya es suficiente’ y ‘Queremos justicia’, y caminaron más de cuatro kilómetros hasta una de las principales comisarías de Bangalore.

Esta joven expresa su ira en Bangalore por el ataque a la niña. | AP
Esta joven expresa su ira en Bangalore por el ataque a la niña. | AP

La Policía dijo que la menor fue agredida cuando salió de su salón de clase para ir al baño. Además, agregó que la pequeña se recupera del incidente.

La violación generó dudas sobre la seguridad de los escolares indios y despertó la indignación nacional por la violencia sexual contra niñas y mujeres.

Por su parte, la escuela se negó a asumir la responsabilidad por el ataque contra la niña pues alegó que había falta de pruebas.

Indignación. Los legisladores molestos llevaron el tema del incidente a la asamblea estatal el viernes y exigieron que el Gobierno del estado de Karnataka, del que Bangalore es la capital, castigue al director de la escuela y a otros administradores que presuntamente trataron de minimizar el ultraje.

Los padres dijeron que van a alejar a sus hijos del centro educativo hasta que se adopten medidas para garantizar su seguridad.

La Policía dijo que ocho empleados de la escuela fueron detenidos para ser interrogados.