Todavía no hay una explicación clara por los altos niveles de radiación

 2 septiembre, 2013

Tokio AFP El operador de la central nuclear de Fukushima anunció ayer que ha encontrado una fuga de agua radiactiva en las instalaciones.

La avería se halla en una tubería que conecta dos tanques de enfriamiento con uno de los cuatro focos radiactivos principales.

El hallazgo se produce horas después de que la compañía Tokyo Electric Power Co. (Tepco) anunció unos niveles de radiactividad en una de las cuatro plantas de 1.800 milisievert por hora, una dosis capaz de matar a una persona en cuatro horas de exposición.

Un portavoz de Tepco dijo que la radiación de 1.800 milisievert es sobre todo de rayos beta, que tiene una débil fuerza de penetración, y que los trabajadores pueden protegerse fácilmente de ella con ropa adecuada.

Japón usará un muro de hielo para detener fugas radiactivas en la planta de Fukushima. | AFP
Japón usará un muro de hielo para detener fugas radiactivas en la planta de Fukushima. | AFP

Tepco lleva tiempo luchando con las grandes cantidades de agua utilizadas para enfriar los reactores que fueron destruidos por el terremoto y el sunami de marzo de 2011.

El Gobierno ha prometido que se va a comprometer más en la limpieza de la planta tras las virulentas críticas que ha recibido Tepco por su incapacidad para controlar el problema.

La tubería deja escapar una gota cada 90 segundos, aseguró la compañía.

Los trabajadores apretaron 12 pernos para impedir la fuga y los reforzaron con materiales especiales y cintas de plástico.

Diverso. La compañía operadora dijo que se había encontrado agua con una radiactividad de 230 milisievert por hora debajo, mientras que en otros dos focos cerca de los tanques la radiactividad era de 70 y 220 milisievert por hora. El cuarto foco tenía 1.800.

Una madre y su bebé son inspeccionados por radioactividad en 2011. | AP
Una madre y su bebé son inspeccionados por radioactividad en 2011. | AP

Dos de los focos –incluido el punto donde gotea la tubería– son hallazgos nuevos, mientras que en los otros dos la radiactividad es mucho más alta que en casos anteriores.

“Sospechamos que los altos niveles de radiactividad se detectaron debido a que el goteo de agua tóxica se produce en las juntas”, dijo el portavoz y agregó que la compañía aún no tiene una explicación.

En respuesta a las crecientes críticas tanto dentro como fuera del país por la gestión que ha hecho Tepco de la crisis, el primer ministro, Shinzo Abe, prometió el jueves que su gobierno se va a integrar más para controlar las fugas de agua altamente radiactiva.

“El accidente en Fukushima no se puede dejar totalmente en manos de Tokyo Electric Power. Es necesario que el Gobierno desempeñe un papel con sentido de emergencia, incluidas medidas para lidiar con el agua usada”, dijo el mandatario japonés.

Etiquetado como: