Según la Unicef, los desplazados se han trasladado en su gran mayoría hacia el norte, donde las temperaturas han estado últimamente bajo cero

 12 enero, 2015
Las estimaciones más recientes cifran en 2,1 millones los desplazados forzados en Irak
Las estimaciones más recientes cifran en 2,1 millones los desplazados forzados en Irak

Ginebra

La Unicef dijo este lunes que las gélidas temperaturas que se registran en Irak, como en el resto de Oriente Medio, están provocando que la situación se vuelva crítica para más de un millón de niños desplazados por la violencia en Irak.

Las estimaciones más recientes cifran en 2,1 millones los desplazados forzados en Irak, de los que más de la mitad son menores.

Los desplazados se han trasladado en su gran mayoría hacia el norte, donde las temperaturas este invierno han estado últimamente bajo cero.

Las familias desplazadas que se albergan en tiendas de campaña o en otros alojamientos precarios, como edificios en construcción, están expuestas a enfermedades y hasta la muerte por la falta de acceso a los bienes y servicios más esenciales.

Si bien el Unicef ha aportado desde octubre juegos de ropa de invierno (abrigos, gorros, botas y otros artículos de abrigo) para 200.000 niños desplazados en zonas de altura, algunos todavía no han recibido ningún tipo de ayuda.

Asimismo, el Fondo de la ONU para la Infancia ha distribuido 7.000 mantas térmicas.

"En condiciones en que los niños sufren, en algunos casos durante años, la violencia y la exclusión de servicios básicos como la educación, es inaceptable que no tengan zapatos o ropa apropiada para el invierno, así que, aunque nuestros recursos son limitados, intentamos dirigirlos estrictamente a los más vulnerables", dijo en un comunicado el representante del Unicef en Irak, Marzio Babille.

Para llegar a más niños con asistencia, el organismo informó de que requiere 200.000 mantas adicionales, 25.000 calentadores y otros miles de artículos contra la hipotermia.

Etiquetado como: