24 septiembre, 2014

París. AFP. Francia rechazó ayer el ultimátum de los secuestradores de un francés en Argelia y afirmó que seguirá bombardeando en Irak a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), sin decir si los atacará en Siria.

“Con lo grave que es esta situación, nosotros no cederemos a [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20140923_0003]]ningún chantaje[[END:INLINEREF]], a ninguna presión, a ningún ultimátum por muy odioso o despreciable que sea”, declaró en Nueva York el presidente François Hollande.

“Continuaremos prestando nuestro apoyo a las autoridades iraquíes”, añadió.

Los secuestradores del francés, miembros del grupo yihadista Jund al-Jilafa, que obedece al EI, amenazaron el lunes con matar al cautivo si Francia no renuncia a los bombardeos en Irak en un plazo de 24 horas.

Militares argelinos participaban ayer en operaciones de búsqueda del rehén Hervé Gourdel, en Tizi Uzu. | AFP
Militares argelinos participaban ayer en operaciones de búsqueda del rehén Hervé Gourdel, en Tizi Uzu. | AFP

Guía de alta montaña, Hervé Gourdel, de 55 años, fue secuestrado en Tizi Uzu, 110 kilómetros al este de Argel.

El Ejército argelino continuaba el martes, junto a tropas de élite especializadas en la lucha antiterrorista, una operación de búsqueda en esa zona montañosa para tratar de hallarlo, según fuentes de los servicios de seguridad.

Numerosos retenes policiales había en las carreteras que serpentean el macizo montañoso donde fue secuestrado Gourdel.

Francia solo ha realizado bombardeos aéreos una vez en Irak desde la autorización de entrada en guerra dada el jueves al Ejército por el presidente.

Aviones Rafale, basados en los Emiratos Árabes Unidos, bombardearon y destruyeron el viernes una instalación logística del grupo EI en el norte de Irak.

A diferencia de Estados Unidos, Francia rehusó atacar al EI también en Siria. Las autoridades francesas, que hace un año estaban dispuestas a bombardear objetivos militares gubernamentales sirios, al alegar la defensa de los civiles, argumentaban hasta ahora la falta de legitimidad internacional para atacar también en Siria.

Pero esa actitud pareciera haber evolucionado desde el principio de la semana. El pedido de socorro hecho por la Coalición Nacional Siria (oposición) –al que respondieron ayer Estados Unidos y varios países árabes con bombardeos– puede ser considerado como una base legal, de acuerdo con fuentes diplomáticas francesas.