Funcionaria chavista critica que el presidente decidiera sin consulta previa

 1 junio
La fiscala general de Venezuela, Luisa Ortega, atendió a los medios este jueves en la escalinata de la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
La fiscala general de Venezuela, Luisa Ortega, atendió a los medios este jueves en la escalinata de la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Caracas

La fiscala general de Venezuela, Luisa Ortega, mostró abiertamente este jueves su rechazo a una Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, profundizándose el quiebre con el chavismo, que la tilda de "traidora".

En la escalinata del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ortega cuestionó un dictamen de esa corte que autorizó a Maduro a convocar la Constituyente sin una consulta en referendo, lo que estima un "retroceso" de la democracia y los derechos humanos.

"He solicitado a la Sala Constitucional que aclare lo referido a la progresividad de los derechos humanos porque esta sentencia es un retroceso", manifestó Ortega, luego de entregar el documento a ese órgano del TSJ, acusado por la oposición de ser apéndice del Gobierno.

En 1999, el entonces presidente Hugo Chávez, llamó a un referendo para convocar a una Constituyente; no obstante, dijo la fiscala, "ahora la participación popular ha sido reducida a su mínima expresión".

Ortega, de línea chavista, aseguró que, según la ley, el presidente puede tener la iniciativa, pero es "al pueblo" al que le corresponde convocar a una Asamblea Constituyente.

Por su parte, Maduro, aseguró la noche de este jueves que la Constitución que surja de la Asamblea Constituyente será sometida a referendo.

"La convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente es legal. Ha hablado la Sala Constitucional y debemos acatar su sentencia", expresó el mandatario durante una reunión con su gabinete en el palacio presidencial de Miraflores.

Por segundo día siguió ayer la inscripción de candidaturas para la Constituyente, en la que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no participar por considerar "fraudulento" el proceso con el que chavismo, asegura, busca perpetuarse en el poder.

Al final de la tarde, el dirigente chavista Diosdado Cabello presentó su candidatura. El proceso de inscripción finalizará hoy, tras ser extendido un día más, y la elección será en julio.

Pelea abierta

Ortega ya había cuestionado el llamado a la Constituyente, según una carta filtrada, por estimar que "acelerará" la crisis en medio de protestas opositoras que dejan 60 muertos en dos meses.

La fiscala ensanchó la grieta tras denunciar como "una ruptura constitucional" sentencias con las que el TSJ se adjudicó temporalmente las facultades del Parlamento, único poder controlado por la oposición.

Las voces de chavistas que cuestionan la Constituyente han aumentado. Dos magistrados, la exdefensora del Pueblo Gabriela Ramírez y otros exfuncionarios oficialistas también han expresado reparos.

La oposición denuncia que la iniciativa es "un fraude" porque permitiría al chavismo ganar la mayoría aun sacando menos votos, por un polémico método de asignación de escaños.

Aunque Maduro no se ha referido a la fiscala, sus funcionarios más cercanos le han lanzado dardos. "La Fiscalía forma parte de la conspiración", afirmó Cabello.

"La gente me dice: ¿qué vamos a hacer con la Fiscalía? Nosotros no vamos a hacer nada, será la Asamblea Nacional Constituyente", aseguró Cabello este jueves en un acto público.

El miércoles, seguidores de Maduro se manifestaron en respaldo a la Constituyente y lanzaron duras consignas contra la fiscal. "¡Traidora!", le gritaron.

La elección de asambleístas está prevista para finales de julio.