La denuncia original, elaborada por el fiscal Alberto Nisman, fue rechazada por inconsistente

 4 marzo, 2015

Buenos Aires

Cristina Fernández, ayer, durante una actividad en Pekín. | AFP
Cristina Fernández, ayer, durante una actividad en Pekín. | AFP

La denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de encubrir a iraníes acusados de un atentado antisemita en 1994, recibió el miércoles un nuevo aire con la apelación de un fallo que la había rechazado por inconsistente y reaviva el debate por un caso que sacude Argentina.

El fiscal federal Gerardo Pollicita, que retomó la denuncia de su colega fallecido Alberto Nisman, apeló por "prematuro" el fallo del juez Daniel Rafecas que el jueves pasado la rechazó en un caso que conmovió la escena política y judicial de Argentina desde su presentación el 14 de enero.

"Una hipótesis criminal de inusitada gravedad y trascendencia institucional, como la presentada por el Dr. Nisman, demanda la realización de todos los esfuerzos posibles para intentar alcanzar la verdad real de lo sucedido", escribió Pollicita al justificar la apelación.

En un escrito de 35 páginas, Pollicita plantea que el magistrado se apresuró en su fallo.

Cuatro días antes de morir de un disparo en la cabeza en su departamento en misteriosas circunstancias, Nisman acusó a Kirchner, su canciller, Héctor Timerman, y allegados del Gobierno de haber encubierto a los iraníes acusados del atentado contra la AMIA.

El expresidente iraní Alí Rafsanjani es uno de los sospechosos del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), con un saldo de 85 muertos y 300 heridos.

Pollicita impulsó la acusación en febrero pasado tras la muerte de Nisman el 18 de enero, la víspera de una presentación en el Congreso para explicar su acusación.

Si bien la principal hipótesis de la investigación de la muerte es suicidio, la fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein, no descarta el asesinato ni el suicidio inducido.

El juez Rafecas enfatizó en su fallo que no están dadas las mínimas condiciones para iniciar una investigación penal a partir de lo presentado por Pollicita.

Tras analizar "toda la evidencia, ha quedado claro que ninguna de las dos hipótesis de delito, sostenida por el fiscal Pollicita en su requerimiento, se sostienen mínimamente, porque el presunto delito nunca se cometió".

Nisman y Pollicita acusaron a Kirchner, entre otras cosas, de pedir a Interpol que levantase los pedidos de captura contra los iraníes, pero el exsecretario general del organismo policial Ronald Noble lo desmintió.

Pollicita destacó la repercusión nacional e internacional del caso para pedir que "en beneficio de los que aparecen mencionados en la denuncia del 14 de enero de 2015 y de los que bregan por justicia hace dos décadas, corresponde investigar la existencia de los hechos y sus antecedentes con el fin mencionado".

Pollicita tenía plazo hasta el jueves para apelar y ahora será la Cámara Federal la que decidirá sobre este tema.