Autoridades creen que todos los rehenes fueron liberados

 24 septiembre, 2013

Nairobi. EFE y AFP. Intensas ráfagas de disparos, explosiones esporádicas y una gran columna de humo negro que salía del centro comercial Westgate, en Nairobi, marcaron el día más tenso desde el inicio, el sábado, del asalto de los radicales islámicos al edificio.

La Cruz Roja keniana informó de que el número muertos en el ataque es de 62, siete menos que lo indicado anteriormente, ya que varios cuerpos fueron contabilizados dos veces. Los heridos rondan los 180, mientras que el número de desaparecidos es de alrededor de 60. El Ministerio del Interior indicó que creen que todos los rehenes fueron ya liberados.

Un miembro de las fuerzas especiales kenianas que participó en los combates explicó la dificultad de la intervención, ya que los asaltantes se escondían en las tiendas del centro , que estaba precintado para impedir el acceso. “Quemaron colchones para divertirs”, relató el jefe del ejército, Julius Waweru Karangi.

El Ministerio del Interior anunció que “tres terroristas” atrincherados con un número desconocido de rehenes fueron abatidos y otros, heridos, mientras que varios rehenes fueron liberados.

‘Terrorismo mundial’. El jefe del ejército afirmó que los miembros del comando “vienen de diferentes países” y habló por ello de “terrorismo mundial”. Sin embargo, un presunto comandante del grupo islamista somalí al-Shebab, vinculado a al-Qaeda, negó ayer a la BBC que hubiera occidentales o mujeres entre los miembros del comando.

Según imágenes captadas por cámaras de vigilancia que pudo ver el diario keniano The Standard , una docena de atacantes asaltaron el centro comercial de Westgate.

Las imágenes confirman la versión de los testigos de que un comando islamista, armado con granadas, rifles y pistolas, penetró en el centro comercial por al menos dos entradas.

Según testigos citados por el diario, los islamistas forzaron a las personas que se encontraban en el centro comercial a recitar al menos el inicio de la Shahada, una fórmula que pronuncian los fieles musulmanes. Los que eran incapaces de hacerlo eran abatidos.

El sábado por la noche, los shebab somalíes reivindicaronla matanza y señalaron que la operación es en represalia a la intervención de las tropas de Kenia en Somalia.

Las Fuerzas Armadas kenianas penetraron en Somalia en 2011 y desde entonces mantienen su presencia en el sur del país en el marco de una fuerza africana multinacional que apoya al gobierno somalí en su lucha contra los shebab.

Etiquetado como: