Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos anunció la liberación en su cuenta en Twitter

 19 julio, 2015

Bogotá

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, da su discurso en la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá este sábado.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, da su discurso en la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá este sábado.

El subteniente del Ejército colombiano Cristian Moscoso, en poder de la guerrilla de las FARC desde el pasado 7 de julio, fue liberado este domingo en un operativo humanitario a cargo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Teniente Moscoso ya está libre y se encuentra en buenas condiciones", informó el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter.

— Juan Manuel Santos (@JuanManSantos) julio 19, 2015

La operación, que el sábado fue suspendida por motivos climáticos, se llevó a cabo con dos helicópteros del CICR, que partieron desde el aeropuerto 3 de Mayo de Puerto Asís (Putumayo, sur) a las coordenadas acordadas con las FARC.

La liberación del militar se produce a un día del inicio de un nuevo cese del fuego unilateral por parte de las FARC, al que el gobierno se ha comprometido a responder con un desescalamiento de su ofensiva, mientras siguen los diálogos de paz en Cuba.

Moscoso, de 26 años, había sido secuestrado el pasado 7 de julio, en un ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) al Ejército colombiano en el que un militar murió y otros dos resultaron heridos.

La ofensiva se produjo en el departamento del Putumayo (sur), contra tropas motorizadas que acompañaban una caravana de 12 camiones de transporte de crudo, que la guerrilla pretendía derramar.

En un comunicado, las FARC confirmaron que el Frente 32 tenía en su poder al soldado, a quien prestaron asistencia médica por heridas leves, y pidieron activar los protocolos de liberación del prisionero.

A principios de 2012, el grupo rebelde se comprometió a no secuestrar más civiles, pero se reservó el derecho de capturar a policías o militares, a los que considera prisioneros de guerra.

En un plazo de cuatro meses, Santos decidirá si su gobierno sigue sentado en la mesa de negociación con las FARC, dependiendo de los avances que se alcancen en ese tiempo en temas considerados clave.

Hasta ahora las partes han consensuado tres de los seis puntos de la agenda, y han acordado además un programa de desminado y la creación de una Comisión de la Verdad.

Colombia vive un conflicto armado de más de medio siglo en el que han participado guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, dejando oficialmente al menos 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados.