Exfuncionario fue condenado por no haber aplicado una sentencia que anulaba la privatización de una empresa pública

 13 julio, 2014

El Cairo (AFP).

La Corte de Casación egipcia anuló este domingo la sentencia a un año de cárcel de Hishan Qandil, exprimer ministro del destituido presidente islamista Mohamed Mursi, indicó su abogado.

Estudiantes y partidarios del derrocado presidente Mohamed Mursi se enfrentaron este miércoles contra la policía antidisturbios durante una manifestación estudiantil.
Estudiantes y partidarios del derrocado presidente Mohamed Mursi se enfrentaron este miércoles contra la policía antidisturbios durante una manifestación estudiantil.

Qandil, considerado como un moderado, ejerció el papel de mediador entre los militares y los Hermanos Musulmanes, la cofradía a la que pertenecía Mursi, después del derrocamiento de este último en julio del 2013.

El exfuncionario fue condenado en setiembre a un año de cárcel por no haber aplicado una sentencia que anulaba la privatización de una empresa pública.

Su detención se produjo solamente en diciembre, cuando trataba de viajar ilegalmente a Sudán, según el ministerio del Interior.

Su abogado, Mohamed Selim al Awa, precisó que la decisión de la Corte de Casación es una sentencia definitiva, que anula la condena precedente.

"No habrá otras denuncias y (Qandil) quedará en libertad tras cumplirse ciertos trámites", aseguró.

Más de 1.400 partidarios de Mursi murieron y unos 15.000 fueron detenidos desde la destitución del mandatario islamista. Los tribunales pronunciaron centenares de sentencias a la pena de muerte, en juicios expeditivos que fueron criticados por la comunidad internacional.

Mursi se halla detenido, bajo cargos pasibles igualmente de la pena capital.