3 abril, 2016

Río de Janeiro. AFP. El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, actor clave en la tormenta política que sacude al mayor país de América Latina, dijo este sábado que espera que el Tribunal Supremo autorice su ingreso al Gobierno el jueves.

La actual presidenta, Dilma Rousseff, designó a Lula como jefe de gabinete en un intento por fortalecer su campaña en contra del impeachment (juicio político) en el Congreso.

Sin embargo, el nombramiento fue temporalmente bloqueado en el Supremo Tribunal Federal (STF) después de que la oposición denunció que Lula intentaba, con esa iniciativa, obtener inmunidad como ministro para evitar ser detenido en el marco de una investigación federal por corrupción vinculada al caso Petrobras.

El TSF deberá pronunciar a la brevedad un fallo definitivo.

El exmandatario brasileño Lula da Silva en una manifestación. | EFE.
El exmandatario brasileño Lula da Silva en una manifestación. | EFE.

“El jueves asumiré mi cargo como jefe de gabinete si el Supremo Tribunal Federal lo aprueba, de modo que pueda ayudar a la presidenta Dilma ”, dijo Lula.

La lucha de Lula por ingresar al Gobierno es uno de los muchos ingredientes de la crisis política que paraliza a Brasil, sumergido en su mayor recesión económica de las últimas décadas.

El fallo del TSF tendrá lugar cuando la controversia por el juicio político está en su apogeo.

Rousseff, acusada de maquillar las cuentas públicas , expondrá el lunes su defensa. La comisión deliberará luego y presentará sus recomendaciones alrededor del 11 de abril.