1 diciembre, 2015
El expresidente de Argentina, Carlos Menem, durante una audiencia judicial en marzo de este año por malversación de fondos durante su mandato entre 1989 y 1999.
El expresidente de Argentina, Carlos Menem, durante una audiencia judicial en marzo de este año por malversación de fondos durante su mandato entre 1989 y 1999.

Buenos Aires

El expresidente de Argentina Carlos Menem sumó este martes una segunda condena al ser considerado "responsable máximo" de un sistema de pago de sobresueldos durante su gestión entre 1989 y 1999, en el cual su exministro de Economía Domingo Cavallo daba el "aporte técnico", acusó la Fiscalía.

Ninguna de las penas se hará efectiva hasta que quede firme la sentencia. Menem, de 85 años, goza de fueros parlamentarios como senador de la nación y no estuvo en la lectura de la sentencia en el tribunal de Buenos Aires alegando problemas de salud.

El Tribunal, presidido por el juez Oscar Bertuzzi, impuso para Cavallo, de 69 años, una pena de tres años y medio de cárcel como "partícipe necesario del delito de peculado".

La sentencia también alcanzó al exministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo, condenado a tres años y tres meses de prisión, informó el Centro de Información Judicial que publica la sentencia completa.

El tribunal juzgó por el delito de peculado a otros siete acusados, entre ellos a la exsecretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray, que resultaron todos absueltos.

El exjefe de estado fue considerado por la Fiscalía como el "responsable máximo de instaurar un sistema de sustracción" de fondos reservados de la entonces Secretaría de Inteligencia nacional (SIDE) para distribuirlos de manera "clandestina" entre sus ministros y secretarios, indicó InfoJus, el portal de noticias del ministerio de Justicia.

Tanto Menem como Cavallo fueron inhabilitados de manera permanente para ocupar cualquier cargo público.

Durante los alegatos, los fiscales consideraron probado que Cavallo dio un "aporte técnico" para decidir la implementación del pago mensual de sumas "en negro" (no declaradas) que cuadriplicaban y hasta quintuplicaban los sueldos de los funcionarios, indicó la fuente judicial.

Otras causas. Menem siguió la audiencia del martes a través de videoconferencia y se negó a declarar sobre el caso.

La causa de los sobresueldos se inició en el 2004, a raíz de las revelaciones de un testigo durante un juicio por enriquecimiento ilícito contra María Julia Alsogaray.

Menem ha estado sentado en el banquillo de los acusados en diferentes juicios en los últimos años.

Cuando se retomó este juicio en marzo pasado, sus abogados pidieron la prescripción de la causa por el tiempo transcurrido desde la concreción del delito durante los años 90.

Menem y Cavallo fueron acusados de pagar "sobresueldos" durante la década menemista a altos funcionarios con el dinero presupuestado para otros destinos, delito que tiene una pena de entre dos y 10 años.

En junio del 2013, Menem fue condenado a siete años de prisión de cumplimiento efectivo por su responsabilidad en el contrabando de armas a Croacia y a Ecuador durante su gobierno; sin embargo, no fue a la cárcel por tener fueros parlamentarios.

El tribunal pidió su desafuero, pero hasta ahora no lo ha logrado.

El expresidente había estado en prisión domiciliaria (preventiva) en el 2001 acusado de integrar una asociación ilícita para la venta ilegal de armas, pero salió en libertad semanas después por decisión de la Corte Suprema de Justicia, hasta que 12 años más tarde volvió al banquillo.

En agosto Menem volvió a los tribunales como acusado de encubrimiento en la causa que investiga el atentado contra la sede de la mutual judía argentina AMIA en 1994, que dejó 85 muertos y 300 heridos.

Además pesa sobre él un encausamiento por fraude en la concesión del espacio radioeléctrico al grupo francés Thales en Buenos Aires en la década de los 90.

Etiquetado como: