30 marzo
Seguidores, enemigos y medios de comunicación se apostaron este jueves 30 de marzo frente a la casa de la destituida presidenta surcoreana Park Geun-hye, antes de que partiera hacia una audiencia donde se ordenó su arrestó. Policías controlan el lugar.
Seguidores, enemigos y medios de comunicación se apostaron este jueves 30 de marzo frente a la casa de la destituida presidenta surcoreana Park Geun-hye, antes de que partiera hacia una audiencia donde se ordenó su arrestó. Policías controlan el lugar.

Seúl

La expresidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, fue arrestada el viernes (hora local surcoreana) por el escándalo de corrupción y abuso de poder que condujo a su destitución, anunció un portavoz judicial.

El tribunal del distrito central de Seúl emitió una orden de arresto contra Park por cargos de soborno, abuso de autoridad, coerción y filtración de secretos gubernamentales tras una maratónica audiencia el día anterior.

"Está justificado y es necesario arrestar (a Park) una vez demostrados los hechos, y porque hay riesgo de que se puedan destruir evidencias", indicó el tribunal en un comunicado.

Park fue inmediatamente trasladada desde las oficinas de la fiscalía, donde aguardaba la decisión, hacia un centro de detención cerca de Seúl.

La caída en desgracia de la expresidenta se inicio a mediados de 2016, cuando se reveló que su amiga y confidente Choi Soon-sil, que nunca ocupó ningún cargo oficial, aprovechó su influencia para conseguir que grandes compañías surcoreanas le pagaran millones de dólares.

El escándalo llevó a la Asamblea Nacional a destituir a la presidenta en diciembre con el fin de levantar su inmunidad y permitir así una investigación contra ella.

Después de que el Tribunal Constitucional confirmó el 10 de marzo la destitución, la fiscalía interrogó la semana pasada a Park en una audiencia de 21 horas antes de solicitar su arresto.

"La acusada abusó de sus poderes y de su estatuto de presidenta para recibir sobornos de las empresas o para violar el principio de libertad de gestión empresarial", aseguró en un comunicado la fiscalía, que considera que Park actuó como cómplice de Choi.

La destituida presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, sale de una audiencia en la cual el fiscal pidió su arresto.
La destituida presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, sale de una audiencia en la cual el fiscal pidió su arresto.

La expresidenta rechaza esas acusaciones y asegura que su amiga abusó de su confianza.

El escándalo también salpicó de lleno a la marca estrella del país, Samsung, cuyo vicepresidente, Lee Jae-Yong, fue detenido el mes pasado en conexión con el mismo caso.

Con esta decisión judicial, Park se convierte en el tercer jefe del Estado detenido por un caso de corrupción en Corea del Sur.

Los exmandatarios Chun Doo-hwan y Roh Tae-woo cumplieron condenas de cárcel por ese motivo en los años 1990. Y el presidente Roh Moo-hyun, elegido democráticamente, se suicidó en 2009, después de que la justicia abrió una investigación por corrupción contra él y su familia.

Durante el recorrido de su vehículo hacia el tribunal, emitido en directo por las televisiones locales, la expresidenta recibió muestras de apoyo de cientos de sus partidarios en las calles de Seúl.

Park ha pedido disculpas repetidamente por el escándalo, pero niega haber cometido un delito.

El 9 de mayo se celebrarán elecciones anticipadas en las que Moon Jae-In, el exjefe del Partido Democrático, principal formación opositora, parte como favorito.