2 diciembre, 2015

La Paz

Una exministra de Evo Morales fue enviada a prisión preventiva, este miércoles, acusada de supuesta corrupción por un millonario desfalco a un programa que financia proyectos para los indígenas.

El martes Morales había dicho en rueda de prensa que
El martes Morales había dicho en rueda de prensa que "la justicia tiene que caer a todos" con relación al caso.

Un juez de La Paz dictó la prisión preventiva de la exministra de Desarrollo Rural y Tierras Julia Ramos bajo los cargos de daño económico al Estado, contratos lesivos y enriquecimiento ilícito, informó el miércoles el fiscal Anghelo Saravia.

Ramos también fue dirigente del mayor sindicato de mujeres indígenas y campesinas que respalda a Morales. Cuando fue ministra en 2010 integró el directorio del Fondo Indígena, en el cual hubo un desfalco de $14,2 millones en 30 proyectos que nunca se ejecutaron y otros 713 que quedaron inconclusos, según la interventora de esa institución Larisa Fuentes.

La exministra de origen indígena avaló la aprobación de proyectos que no se concretaron por un monto equivalente a más de un millón de dólares, según la investigación. Tras la audiencia judicial Ramos no habló con la prensa.

Por el mismo caso están siendo investigados otros dirigentes indígenas, exautoridades y un senador oficialista.

El martes Morales había dicho en rueda de prensa que "la justicia tiene que caer a todos" con relación al caso.

La oposición ha denunciado una supuesta protección desde el gobierno a funcionarios que dirigieron el Fondo Indígena y ha convertido a la corrupción en una bandera para rechazar el referendo de febrero en el que los bolivianos decidirán si aprueban o rechazan una reforma constitucional impulsada por sindicatos afines al gobierno a favor de una nueva relección de Morales.

Etiquetado como: