21 enero, 2015

Buenos Aires. AFP. La exesposa y madre de las dos hijas del fiscal argentino a cargo de la causa por el atentado a la mutual judía Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), hallado muerto el domingo, dijo que duda de la hipótesis del suicidio.

“No creo que haya sido suicidio”, declaró ayer al ingresar a la Fiscalía la jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa del fiscal Alberto Nisman, hallado muerto el domingo en vísperas de presentar en el Congreso supuestas pruebas de una fuerte denuncia contra la presidenta Cristina Fernández y su canciller, Héctor Timerman.

La mujer recibió la noticia de la muerte de Nisman en España, donde estaba junto a las dos hijas de 7 y 15 años, de viaje por Europa con su padre cuando la semana pasada él interrumpió sorpresivamente sus vacaciones para volver a Buenos Aires.

“No puedo hacer conjeturas. Todavía no declaré”, insistió la magistrada en medio de un revuelo de periodistas.

Según la autopsia, el fiscal murió de un disparo en la sien que lo mató y no hubo “terceras personas” en la escena .

La fiscala Viviana Fein, que indaga el caso, ordenó el allanamiento a la fiscalía especial para investigar el atentado que destruyó la mutual judía AMIA en 1994 en Buenos Aires que dejó 85 muertos y 300 heridos, que estaba a cargo de Nisman.

Sandra Arroyo declaró ayer en la Fiscalía de Buenos Aires. | EFE
Sandra Arroyo declaró ayer en la Fiscalía de Buenos Aires. | EFE

Ayer se conoció un mensaje de WhatsApp que Nisman envió a sus colaboradores y amigos la semana pasada antes de revelar la acusación contra la presidenta Fernández, Timerman y otros hombres cercanos, de encubrir a Irán.

“Más temprano que tarde la verdad triunfa... y me tengo mucha confianza. Haré todo lo que esté a mi alcance, y más también sin importar a quién tenga enfrente. Gracias a todos. Será justicia. Ah! y aclaro, por si acaso, que no enloquecí ni nada parecido. Pese a todo, estoy mejor que nunca. Jajaja”, escribió.