Duvalier murió el sábado pasado a los 63 años de un ataque al corazón

 9 octubre, 2014
Jean-Claude Duvalier fue dictador de Haití desde la muerte de su padre, en 1971, hasta su derrocamiento en 1986.
Jean-Claude Duvalier fue dictador de Haití desde la muerte de su padre, en 1971, hasta su derrocamiento en 1986.

Puerto Príncipe

El exdictador de Haití, Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier será enterrado el sábado en una ceremonia privada y no tendrá un funeral de Estado, informó este jueves el abogado de la familia.

"No habrá funerales de Estado. El gobierno revisó su decisión. El funeral será organizado por la familia", dijo a la AFP el abogado Reynold George.

El portavoz del presidente Michel Martelly, Lucien Jura, había dicho a principios de semana que Duvalier tendría un funeral de Estado como lo "exige el protocolo".

"En vez de privilegiar los principios, el Gobierno cedió a las presiones de algunas personalidades", estimó George, quien precisó que la ceremonia familiar tendría lugar el sábado en la escuela congregacionista Sant Louis de Gonzague, frecuentada por Duvalier.

El anuncio del funeral de Estado para el exdictador, que llegó al poder a los 19 años y murió el sábado pasado a los 63 años de un ataque al corazón, levantó una gran controversia en Haití.

Agrupaciones de la sociedad civil de Haití denunciaron el miércoles la intención del Gobierno de ofrecer un funeral de Estado a Duvalier, cuyo régimen está acusado de gobernar durante 15 años (1971-1986) con mano de hierro el país y matar, torturar y deportar a decenas de miles de opositores.

"Más allá de las ideologías o afiliaciones políticas, esperamos que el jefe de Estado electo, Michel Martelly, respete la memoria y la dignidad del pueblo haitiano, al abstenerse de apoyar con un funeral de Estado la dictadura, la violencia y la opresión que azotó Haití", denunciaron las organizaciones.

"Hoy, en el nombre de la sangre de las víctimas, de las familias rotas, de nuestros cerebros exiliados y de nuestro país marcado para siempre, las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos del país se levantan contra este último insulto que podría representar un funeral de Estado para el dictador", agregaron.

Etiquetado como: