Putin pretende impulsar estrategia para solucionar crisis política en ese país

 10 septiembre, 2015
Un jet de combate Rafale de la Fuerza Aérea de Francia despegó este martes de una base en el golfo Pérsico para la primera misión de supervisión de inteligencia y reconocimiento sobre Siria. | EFE
Un jet de combate Rafale de la Fuerza Aérea de Francia despegó este martes de una base en el golfo Pérsico para la primera misión de supervisión de inteligencia y reconocimiento sobre Siria. | EFE

Moscú. AFP. Los signos que parecen indicar una mayor presencia militar rusa en el noroeste de Siria, como los prefabricados que pueden albergar a centenares de soldados o de aviones de transporte militar, suscitan cada vez más la preocupación de Estados Unidos.

Oficialmente, la única presencia militar rusa en Siria son las instalaciones militares en el puerto de Tartús, que se ubica en la costa del Mediterráneo.

Sin embargo, la publicación, en los últimos días, de informaciones sobre una creciente presencia militar rusa y luego de fotos en las redes sociales rusas mostrando a militares que aseguran estar en Siria, plantean un interrogante: ¿está tramando algo Moscú en ese país árabe?

Desde hace meses, el presidente, Vladimir Putin, defiende su plan ante el conflicto. Primero, impulsar a los opositores sirios a unificar sus posiciones para negociar con el régimen de Damasco una salida a la crisis política, así como crear una coalición militar que incluya a Turquía, Arabia Saudí y al Ejército sirio para combatir al Estado Islámico.

Esta estrategia tiene, de momento, poco apoyo. Además, Putin lo ha dejado muy claro: por ahora excluye que el Ejército ruso participe directamente en operaciones militares en Siria.

Pero el diario The New York Times afirmó el sábado que Rusia ha desplegado un destacamento y llevado material para la instalación de una base aérea en la región de Latakia, feudo de Bashar al-Asad en el noroeste de Siria.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llamó a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para expresar el temor de una “escalada” del conflicto.

Más acusaciones. Este miércoles, un funcionario estadounidense indicó que Moscú había seguido aumentando su contingente militar en Siria y que dos barcos con tanques habían llegado a Tartús.

Mientras, funcionarios norteamericanos dijeron que los rusos habían instalado edificios prefabricados que pueden albergar a “centenares de personas” y una torre de control aéreo móvil.

Al menos tres aviones de transporte militar aterrizaron en los últimos días en el aeropuerto de Latakia, de acuerdo con esos informantes, que pidieron permanecer en el anonimato.