Otras 17 personas fueron capturadas por el grupo armado

 2 noviembre, 2014
Una imagen tomada de un video de propaganda este miércoles, muestra al grupo yihadista del Estado Islámico de Irak en la provincia de Nínive, Irak.
Una imagen tomada de un video de propaganda este miércoles, muestra al grupo yihadista del Estado Islámico de Irak en la provincia de Nínive, Irak.

Extremistas del grupo Estado Islámico mataron a 50 miembros de una tribu iraquí, incluyendo mujeres y niños, según autoridades iraquíes y líderes tribales suníes. Además, otras 14 personas murieron en un atentado contra peregrinos chiíes en Bagdad.

El jeque Naim al-Gaud, una figura destacada en la tribu atacada, Al Bu Nimr, dijo que el grupo miliciano mató al menos a 40 hombres, seis mujeres y cuatro niños alineándolos en el poblado de Ras al-Maa, al norte de Ramadi, y después ejecutándolos uno a uno con disparos en la cabeza.

Otras 17 personas fueron capturadas por el grupo armado, señaló.

Un miembro de la oficina del gobernador de Anbar corroboró esa versión de los hechos, hablando bajo condición de anonimato dado que no estaba autorizado a informar a la prensa.

Por otro lado, 14 personas murieron el domingo en Bagdad al estallar un coche bomba cerca de varias tiendas que acogían a peregrinos chiíes, según las autoridades.

El atentado se produjo el domingo por la tarde cuando la gente llevaba comida a los peregrinos chiíes que iban camino de la ciudad sagrada de Karbala con motivo de la festividad religiosa de Ashura, según fuentes policiales.

En el estallido resultaron heridas 32 personas. Fuentes médicas confirmaron las cifras de bajas. Todas las fuentes hablaron bajo condición de anonimato, al no estar autorizadas a hablar con la prensa.

La Ashura recuerda la muerte en el siglo VII del imán Hussein, nieto del profeta Mahoma y destacado mártir para los musulmanes chiíes. Los insurgentes suníes suelen atacar a los chiíes, a los que consideran herejes.

Por su parte, las ejecuciones en la provincia iraquí de Anvar se suman a las noticias de otros asesinatos masivos atribuidos a los milicianos en zona.

El grupo armado asesinó a otros 50 miembros de la tribu Al Bu Nimr el viernes por la noche, y al menos a 48 el jueves, según varias fuentes que hablaron con la AP.

Estado Islámico ha tomado buena parte de la provincia de Anbar en su campaña por expandir su territorio a toda Irak y Siria. Fuentes del gobierno iraquí, así como de la coalición liderada por Estados Unidos contra los extremistas, han reiterado que las tribus iraquíes son elementos clave en la lucha contra el grupo islamista, dado que pueden llegar a zonas inaccesibles para ataques aéreos y tropas de tierra.

Varias de las tribus suníes de Irak han sido fundamentales a la hora de frenar el avance de Estado Islámico, tomando las armas y combatiendo junto con las fuerzas de seguridad iraquíes. Pero otras tribus no se han sumado al esfuerzo, y por el contrario se han aliado con el grupo miliciano como represalia con el gobierno de Bagdad, de mayoría chií.

La misión de Naciones Unidas en Bagdad dijo el sábado que al menos 1.273 iraquíes murieron en incidentes violentos en octubre, un ligero aumento respecto al mes anterior, en medio de la campaña militar de Estado Islámico.

Irak se enfrenta a su mayor desafío desde la retirada en 2011 de las tropas estadounidenses, ya que milicianos del grupo Estado Islámico ahora controlan amplias extensiones del país y de la vecina Siria.

Etiquetado como: