El EI ha asesinado, en Siria, a unas 3.027 personas durante el último año

 29 junio, 2015

Beirut

Militantes del Estado Islámico transportaban envases plásticos con con combustible mientras se preparaban para destruir la prisión en la ciudad de Palmira, Siria.
Militantes del Estado Islámico transportaban envases plásticos con con combustible mientras se preparaban para destruir la prisión en la ciudad de Palmira, Siria.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) decapitó a un matrimonio acusado de brujería en la ciudad de Deir al-Zur, en el noreste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El hombre y la mujer, que vestía "niqab" (velo que tapa todo el cuerpo menos los ojos), fueron degollados con una espada en la calle Takaia, en uno de los barrios controlados por el EI en la ciudad de Deir al Zur.

Ayer fue asesinado de forma similar otro matrimonio, también acusado por los radicales de brujería, y dos hombres, uno por "cortar la circulación de vehículos" y otro por "narcotráfico", en la zona de Al Yardak, en la población de al-Mayadín, en Deir al-Zur.

Un quinto varón fue decapitado por motivos que se desconocen en la aldea de Hatla, en la misma provincia.

Todos los hombres fueron crucificados después por los extremistas.

Con estas víctimas, ascienden a 3.027 el número de personas asesinadas por los yihadistas en Siria desde que proclamaran un califato en este país y en Irak hace justo un año.

De ellos, al menos 1.787 eran civiles, de los que 74 eran menores; 216 eran rebeldes o milicianos kurdos que han luchado contra el EI; 881, soldados o combatientes leales al Gobierno de Damasco; y 143, miembros del grupo radical que intentaron escapar a Turquía o fueron acusados de espiar para países extranjeros.

Etiquetado como: