20 mayo, 2016
Un consumidor se sienta frente a la entrada de la atracción Mundo Coca Cola, en Atlanta.
Un consumidor se sienta frente a la entrada de la atracción Mundo Coca Cola, en Atlanta.

Caracas

La paralización de operaciones de las centrales de azucareros nacionales en Venezuela, podrían interrumpir la producción de bebidas con azúcar de Coca-Cola Femsa, según advirtió la empresa mexicana este viernes.

La compañía afirmó que sus cuatro plantas embotelladoras continuarán produciendo, al menos hasta que se agote el inventario de azúcar refinado industrial que poseen.

Aunque un 90% de los productos de la firma requieren de azúcar, la empresa no prevé el cierre en ese país sudamericano, donde emplea a más de 7.000 trabajadores.

"De no reponerse este inventario a la brevedad, se generarán interrupciones temporales en la producción del portafolio de bebidas con azúcar (...) Estamos adelantando acciones específicas que nos permitan afrontar esta coyuntura coordinadamente con proveedores, autoridades competentes y nuestros trabajadores", detalló la marca.

Coca-Cola está presente en nueve países, ocho de ellos latinoamericanos (Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México, Panamá y Venezuela), una región en la que sigue creciendo.

En Venezuela opera desde hace más de una década, luego de que en el 2003 su unidad de bebidas comprara Panamco (Panamerican Beverages, Inc.), una de las mayores transacciones hechas por una empresa mexicana en los mercados internacionales, según sus registros históricos.

Venezuela viene afrontando desde hace años una grave escasez de alimentos y medicinas que los empresarios han atribuido a la falta de materia prima que, en ocasiones, debe ser importada tras complicados trámites para solicitar divisas al Estado que, desde hace 13 años, maneja el monopolio cambiario.

Etiquetado como: