Cese del fuego fue pactado por Estados Unidos y Rusia

 26 febrero, 2016
Edificios destruidos en la antigua ciudad de Homs, Siria.
Edificios destruidos en la antigua ciudad de Homs, Siria.

Beirut

El alto el fuego, aceptado por el gobierno Damasco y la principal alianza opositora, entró en vigor al primer minuto de este sábado (hora local en Damasco) tal y como estipula el acuerdo para el cese de las hostilidades que pactaron Estados Unidos y Rusia.

Los distintos grupos armados han tenido hasta el mediodía del viernes para comunicar a Washington y Moscú su aprobación de la medida.

Del cese de las hostilidades están excluidas las organizaciones terroristas Estado Islámico (EI) y el Frente al-Nusra, filial siria de al-Qaeda.

Esta tregua, apoyada por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, es la primera de este tipo en esta guerra que desde el 2011 ha dejado más de 270.000 muertos.

Exactamente a la medianoche, se silenciaron las armas en los suburbios de la capital siria, Damasco, y en la norteña ciudad de Alepo, según corresponsales de la AFP.

Poco antes de la entrada en vigor de esta tregua, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución en la que apoya por unanimidad el cese de las hostilidades.

Además, el mediador de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, convocó a los principales protagonistas del conflicto a una nueva ronda de negociaciones el 7 de marzo, con la condición de que "se respete el cese de las hostilidades".

Ataques. Durante la jornada del viernes, el país fue blanco de bombardeos de una violencia sin precedentes.

La aviación siria y la de su aliada rusa llevaron a cabo 180 bombardeos en la región de Damasco, en el norte y el oeste de la provincia de Alepo, y contra las provincias centrales de Homs y Hama. Estas regiones, controladas por los rebeldes, están directamente concernidas por el alto el fuego.

Los bombardeos fueron dirigidos también contra la región de Latakia (oeste) y zonas controladas por el EI.

Etiquetado como: