Según autoridades policiales, la riña inició por la disputa de poder dentro de la prisión

 15 septiembre, 2014
Las autoridades policiales intentan retomar el control de una cárcel en Cochabamba (Bolivia).
Las autoridades policiales intentan retomar el control de una cárcel en Cochabamba (Bolivia).

La Paz

Un enfrentamiento entre presos con cuchillos y armas de fuego dejó cuatro muertos y 11 heridos la madrugada de este lunes en una cárcel de Cochabamba (centro de Bolivia), informó este lunes un funcionario de la estatal Defensoría del Pueblo.

"Hemos contabilizado hasta ahora cuatro muertos y 11 heridos. Los muertos ya fueron sacados (del recinto carcelario) y los heridos, trasladados al hospital local", dijo Andrés Cuevas, representante regional de la Defensoría, por teléfono desde el interior de la cárcel de El Abra, en Cochabamba, a unos 400 kilómetros al este de La Paz.

El conflicto en el establecimiento, que aloja a unos 280 presos varones, se desató entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, indicaron testigos.

"A consecuencia de pugnas de poder se han suscitado estas peleas en las que varias personas resultaron muertas y heridas producto de armas punzo-cortantes y armas de juego", dijo el comandante regional de la Policía, coronel Alberto Suárez.

El jefe policial indicó que el enfrentamiento se produjo entre grupos de bolivianos y extranjeros por el control del interior de la cárcel, aunque no precisó las nacionalidades de los foráneos.

El Defensor regional del Pueblo acotó que la Policía ya tomó el control del penal.

El grave enfrentamiento en Cochabamba se produce un año después de los violentos hechos ocurridos en el penal de Palmasola, en Santa Cruz (900 kilómetros al este de La Paz), que causaron la muerte de 35 presos.

Las cárceles bolivianas sufren un grave hacinamiento y son, según la OEA, las segundas más sobrepoblados de Latinoamérica, después de El Salvador.

Los penales en Bolivia tienen una capacidad de albergar un total de 3.738 presos, pero actualmente mantienen encerradas a unas 13.840 personas aproximadamente, según un informe de seguridad ciudadana de la OEA.

Etiquetado como: