7 junio, 2015

Xolapa, México

En total, 16 personas murieron en el mexicano estado de Guerrero (sur) el sábado, víspera de elecciones locales y legislativas, en un ataque armado perpetrado por un grupo de policías comunitarios contra una facción rival.

El gobernador de la zona, Rogelio Ortega, confirmó este domingo el número de muertos. En declaraciones en Acapulco tras emitir su voto en las elecciones, agregó que se trató de un "lamentable suceso al margen del proceso electoral", en el que dos grupos se confrontaron por la disputa de territorios.

El tiroteo se desató cuando un grupo de policías comunitarios se encontraba reunido en una casa que funciona como comandancia en Xolapa, un pueblo de unos 500 habitantes cercano al turístico puerto de Acapulco.

Según testimonios de los pobladores, los agentes fueron sorprendidos por el bando agresor, que llegó a bordo de unas ocho camionetas y armado con rifles, abriendo fuego sin darles oportunidad de defenderse.

En un recorrido por Xolapa, la AFP constató que en el lugar de los hechos yacía un hombre muerto, bañado en sangre y con un disparo en la cabeza. La comandancia quedó a oscuras, con grandes manchas de sangre en los pasillos y sobre la acera.

Un policía se ve en la escena de un crimen en Xolapa, estado de Guerrero, México. Los miembros de una milicia de autodefensa se enfrentaron, dejando al menos 10 muertos en vísperas de las elecciones de medio periodo.
Un policía se ve en la escena de un crimen en Xolapa, estado de Guerrero, México. Los miembros de una milicia de autodefensa se enfrentaron, dejando al menos 10 muertos en vísperas de las elecciones de medio periodo.

Otros dos cadáveres fueron trasladados por sus familiares en carretillas a una casa contigua, donde más tarde eran velados sobre humildes mesas de madera.

En una vivienda cercana, con muros de adobe, techo de lámina y piso de tierra, se encontraban los cuerpos de otro hombre de edad avanzada y sus dos hijos, quienes eran velados por sus tres viudas y varios niños de diferentes edades.

Dos cuerpos más fueron trasladados a otro domicilio.

"Fueron 'Los Pintos'. A todos 'Los Negros' los rafaguearon, a traición los mataron. Atrás, en la espalda tenían los balazos, todavía les dieron el tiro de gracia", narró un hombre que es cuñado y yerno de dos de los fallecidos.

La balacera duró unos 20 minutos, describió un campesino que iba a cenar con su familia cuando empezó la balacera. "Cerramos la puerta y nos tiramos al piso. Temíamos que oyeran el llanto de los niños y entraran a matarnos", añadió el hombre que pidió el anonimato.

El gobierno estatal aseguró en un comunicado que las autoridades aún investigan el número total de fallecidos y heridos que dejó el choque entre policías comunitarios, todos del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), y quienes "presuntamente tienen una disputa por el territorio" del corredor que conecta Acapulco con Chilpancingo, capital estatal.

Los guardias comunitarios son legales en Guerrero, un estado con fuerte presencia de comunidades indígenas que se rigen por sus usos y costumbres.

El FUSDEG es uno de los grupos más recientes en ese estado. Surgió hace dos años cuando un grupo de civiles tomó las armas argumentando defenderse de robos, extorsiones y secuestros de bandas del crimen organizado.

La balacera de este sábado ocurrió pese al aparatoso despliegue de fuerzas federales en el sur del país con motivo de la jornada electoral que se celebrará el domingo, en la que se renovarán los cargos de 500 diputados federales, los gobernadores de nueve estados —entre ellos Guerrero— y unas 900 alcaldías.

Guerrero, uno de los estados más empobrecidos del país, es territorio clave para el cultivo de marihuana y amapola, por lo que varios grupos del crimen organizado se disputan su territorio.

Esta región es uno de los focos rojos en estas elecciones, pues hace unas semanas un candidato a una alcaldía fue asesinado y organizaciones de maestros disidentes han amenazado con boicotear los comicios.

Este mismo sábado, al menos siete indígenas del municipio de Xochistlahuaca resultaron con heridas de bala tras ser atacados por un grupo de policías comunitarios que participaban en un acto político.

Guerrero acaparó la atención de México y el mundo en septiembre pasado por la desaparición y presumible masacre de 43 estudiantes en el municipio de Iguala, un crimen perpetrado por policías locales coludidos con narcotraficantes del cártel Guerreros Unidos.

Nota del editor: El número de muertos se actualizó a las 1:42 p.m.

Etiquetado como: