Según los observadores de la ONU

 27 julio, 2015
 Una mujer emite su voto en un colegio electoral fuera de una iglesia, en el pueblo de Buyé, el pueblo natal del actual presidente de Burundi en la provincia de Ngozi
Una mujer emite su voto en un colegio electoral fuera de una iglesia, en el pueblo de Buyé, el pueblo natal del actual presidente de Burundi en la provincia de Ngozi

Nueva York

La misión de observadores de Naciones Unidas concluyó el lunes que la elección presidencial en Burundi se desarrolló en general en calma, pero que no fue "libre, creíble ni inclusiva".

En su informe preliminar, los observadores subrayan que la elección estuvo marcada por la violencia y hubo obstáculos a la libertad de expresión, de reunión y de asociación.

Por otro lado, añade la misión, "la libertad de prensa sufrió severas restricciones". Señala en particular que "los medios públicos no garantizaron una cobertura equilibrada a los candidatos".

El informe destaca también que los comicios se desarrollaron "en un clima de profunda desconfianza entre partidos políticos" luego de la decisión del presidente saliente, Pierre Nkurunziza, de buscar un tercer mandato.

La Menub constató no obstante que "los burundeses fueron a votar con calma en la mayoría de los casos".

La misión, añade el informe, "concluyó que aunque el día de las elecciones fue apacible y las operaciones llevadas a cabo de forma adecuada, el ambiente general no era propicio para el desarrollo de un proceso electoral libre, creíble e inclusivo".

La misión había emitido conclusiones similares para las anteriores elecciones legislativas y locales de fines de junio, y coinciden con las de otros observadores internacionales, como los de la Comunidad de África del Este.

Según los resultados proclamados el viernes por la Comisión electoral burundesa, el presidente Nkurunziza fue reelecto en primera vuelta con 69,41% de los votos para un tercer mandato, lo que sus rivales consideran contrario a la constritución.

La decisión a fines de abril del presidente de ser candidato sumió al país en una profunda crisis política con violencias que dejaron más de 80 muertos.

Etiquetado como: