17 agosto
Wuilly Arteaga tocaba su violín mientras se llevaba a cabo una protesta antigubernamental en Caracas, el 24 de mayo del 2017.
Wuilly Arteaga tocaba su violín mientras se llevaba a cabo una protesta antigubernamental en Caracas, el 24 de mayo del 2017.

Caracas

Un joven, famoso por tocar el violín en las protestas contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, tiene prohibido acudir a nuevas manifestaciones tras ser liberado la noche del martes, luego de pasar 19 días en prisión, informó este jueves una ONG.

Wuilly Arteaga, de 23 años, deberá presentarse cada ocho días a los tribunales, que le impusieron una "prohibición de acudir a manifestaciones", según Alfredo Romero, coordinador de la ONG defensora de derechos humanos Foro Penal.

"No puedo estar libre porque mi país NO está libre y porque los presos políticos tampoco están libres. Esta 'libertad' asfixia", escribió el músico en la red social Twitter.

Luego de que la Fiscalía anunció el otorgamiento de una "medida cautelar" que solicitó en favor de Arteaga, el joven fue dejado el martes en la noche por militares de la Guardia Nacional en Altamira, barrio acomodado del este de Caracas, epicentro de protestas opositoras que provocaron entre abril y julio unos 125 muertos.

Arteaga había sido arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por "instigación pública y posesión de sustancia incendiaria" en un tribunal de Caracas.

Cinco días antes resultó herido en el rostro por perdigones que, señaló, fueron disparados por la Guardia Nacional. "No me van a amedrentar (...). Vamos a seguir en la lucha", dijo entonces en un video desde la camilla de una clínica, con los labios hinchados y vendajes.

Romero negó que el violinista manejara artefactos incendiarios y denunció que lo obligaron a presentarse con un defensor público, pese a que el Foro Penal ofreció representarlo. El abogado denunció que el joven fue "golpeado y torturado".

Arteaga se convirtió en un ícono de las movilizaciones opositoras en Venezuela, asegurando que con su violín quería dar "un mensaje de paz" entre los violentos disturbios.

Más de 5.000 personas fueron detenidas en protestas en los últimos cuatro meses, de acuerdo con Foro Penal. Un millar siguen en prisión.