En 2013, Managua otorgó una concesión por 50 años, prorrogables a otro período igual, a la empresa china HK Nicaragua Development Co (HKND) para desarrollar y administrar la vía interocéanica con una longitud de 278 km.

 9 septiembre, 2014

En la gráfica, el vicepresidente de Venezuela Jorge Arreaza (izq) saluda al nuevo presidente de Panamá Juan Carlos Varela.
En la gráfica, el vicepresidente de Venezuela Jorge Arreaza (izq) saluda al nuevo presidente de Panamá Juan Carlos Varela.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, afirmó este martes en Madrid no verle "viabilidad económica" al Canal de Nicaragua, al tiempo que fijó para "inicios de 2016" el fin de la ampliación del Canal de su país.

"Panamá está muy avanzado en la ampliación de su canal, o sea no vemos mucha viabilidad económica a un proyecto de 70.000 millones de dólares", dijo Varela en referencia al proyecto nicaragüense durante un desayuno informativo en Madrid, donde este martes finaliza una visita oficial a España.

En 2013, Managua otorgó una concesión por 50 años, prorrogables a otro período igual, a la empresa china HK Nicaragua Development Co (HKND) para desarrollar y administrar la vía interocéanica con una longitud de 278 km.

Las obras de ese proyecto empezarán en diciembre, según anunció el martes a los medios oficiales el asesor presidencial para asuntos del canal, Telémaco Talavera.

"Están en su derecho, tanto Nicaragua como las empresas que quieran participar, pero económicamente no lo vemos un proyecto factible porque es una inversión muy grande 70.000 millones", añadió el mandatario panameño, quien expresó su intención de finalizar las obras de ampliación de su propio canal a principios de 2016.

"Esperamos que a inicios de 2016 se culmine la ampliación del canal", afirmó Varela, que el lunes invitó al rey Felipe VI de España a asistir a las ceremonias que se llevaran a cabo en el momento de su inauguración.

El mandatario panameño dio "por superado" el conflicto surgido cuando el consorcio que lleva a cabo la ampliación del Canal, liderado por la empresa española Sacyr, reclamó a la Autoridad del Canal de Panamá el pago de 1.600 millones de dólares por costos "imprevistos" sobre los 3.200 millones presupuestados para construir un tercer juego de esclusas.

Las partes llegaron a un acuerdo de cofinanciación y Varela recordó este martes que "hay más de 400 millones (de dólares) en línea para seguir con el proyecto".

Poco antes de asistir a la intervención de Varela, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, también estimó para "principios de 2016" la finalización de las obras. "Nuestra relación (con Panamá) es magnífica y esperamos mejorar nuestra colaboración con todas las obras que hay en el país", insistió.