Suma se distribuirá a través de la Iglesia local en las regiones más afectadas por la catástrofe

 11 noviembre, 2013

El papa Francisco decidió este lunes una "primera contribución" de 150.000 dólares de ayuda a la población filipina azotada por el tifón Haiyan, que causó la muerte de miles de personas.

 Un equipo médico alemán prepara el material necesario antes de abordar un helicóptero militar en Tacloban, provincia de Leyte (Filipinas) hoy lunes. El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, declaró estado de calamidad en todo el país.
Un equipo médico alemán prepara el material necesario antes de abordar un helicóptero militar en Tacloban, provincia de Leyte (Filipinas) hoy lunes. El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, declaró estado de calamidad en todo el país.

"Después del paso del tifón Haiyan que golpeó con una increíble violencia el territorio de Filipinas, en particular las islas de Leyte y Samar, causando según cifras por el momento provisorias, más de 10.000 muertos, el Santo Padre Francisco decidió enviar a través del Pontificio Consejo Cor Unum y como primera contribución 150.000 dólares", indicó un comunicado del Vaticano.

El Pontificio Consejo Cor Unum financia las iniciativas humanitarias especiales del papa en ocasión de las catástrofes naturales en el todo el mundo.

"Esa suma se distribuirá a través de la Iglesia local en las regiones más afectadas por la catástrofe", indicó el Vaticano.