Canal de televisión del grupo anunció el inicio de una operación militar para sacar a los "terroristas armados" de dos regiones

 21 julio
Un tanque de Hezbolá golpea posiciones de los militantes en la frontera Líbano-Siria.
Un tanque de Hezbolá golpea posiciones de los militantes en la frontera Líbano-Siria.

Mendoza

El movimiento chiita libanés Hezbolá anunció el viernes que lanzó una operación contra "terroristas armados" en una región situada a ambos lados de la frontera entre Siria y el Líbano.

El canal de televisión del movimiento chiita, Al Manar, anunció "el comienzo de una operación militar para purgar Jurud Aarsal y Qalamun de los terroristas armados".

Jurud Aarsal, en el este del Líbano, es una región fronteriza montañosa alrededor de la ciudad de Aarsal.

Varios miles de sirios encontraron refugio en la región, en campamentos no declarados. Qalamun está en el oeste de Siria, cerca del Líbano.

La agencia libanesa ANI dio cuenta, por su parte, del comienzo de una operación del Hezbolá en Jurud Aarsal.

El jefe del Hezbolá, Hasan Nasralá, lanzó hace una semana una advertencia a esos yihadistas estimando que representan "una amenaza para todo el mundo, inclusive los refugiados sirios" y afirmando que era hora "de poner fin a esta amenaza".

El martes el primer ministro libanés, Saad Hariri, había anunciado una operación del Ejército cerca de los campamentos de refugiados en Jurud Aarsal, en donde las fuerzas de seguridad libanesas fueron recientemente objeto de ataques.

Pero no hay confirmación oficial de un participación del Ejército en la operación anunciada por el Hezbolá.

Sin embargo, el Ejército indicó que "autoriza a un grupo de mujeres y niños venidos de un campamento (de refugiados) cercano a las posiciones de los grupos armados a ingresar en la localidad de Aarsal", que no está en la mira de la operación en curso.

El Líbano, país de cuatro millones de habitantes, acoge a más de un millón de refugiados que huyeron de la guerra en la vecina Siria.

Más 45.000 refugiados sirios registrados por la ONU viven en Aarsal.

El jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja en El Líbano, Christophe Martin, indicó por su parte a la AFP que el CICR estaba listo para la eventual llegada de heridos desde Jurud Aarsal.

"Apoyamos dos hospitales en Aarsal y les entregamos más medicamentos y material quirúrgico", indicó.

La seguridad en Aarsal es, desde hace tiempo, un motivo de preocupación en El Líbano.

En el 2014 la exformación de al-Qaeda en Siria y el grupo Estado Islámico secuestró a 30 soldados y policías luego de enfrentamientos en la región. Cuatro rehenes fueron ejecutados y un quinto murió por sus heridas, mientras que 16 fueron liberados en el 2015. Nueve siguen cautivos.

La prensa del Hezbolá indicó que la operación fue lanzada desde dos frentes, uno en la localidad siria de Flita y otro desde la parte sur de Jurud Aarsal, controlada por el grupo.

El Hezbolá combate en la guerra en Siria junto a las fuerzas del régimen de Bashar al-Asad contra los rebeldes.

El presidente libanés, Michel Aoun, advirtió sobre manifestaciones de hostilidad hacia los refugiados sirios luego de que tropas libanesas fueran atacadas en junio en dos campamentos de la región de Aarsal.

En esos ataques, cinco kamikazes se hicieron estallar, matando a una niña e hiriendo a siete soldados. Decenas de personas fueron detenidas.

Etiquetado como: