Después de haber acorralado a los terroristas en los lugares donde se escondían, el ejército consiguió esta mañana limpiar la ciudad y matar a muchos de ellos tras cuatro días de combates

 28 noviembre, 2013
El este de Siria es escenario de constantes ataques por parte del régimien del presidente Bashar al-Asad y los rebeldes sirios.
El este de Siria es escenario de constantes ataques por parte del régimien del presidente Bashar al-Asad y los rebeldes sirios.

El ejército sirio se apoderó este jueves de Deir Atiya, una ciudad clave para conquistar la región de Qalamun, al norte de Damasco, anunció la televisión pública.

"Nuestro ejército heroico tomó el control de Deir Atiya, en la provincia de Damasco, después de haber aplastado los últimos focos terroristas en esta ciudad", declaró una fuente militar citada por la televisión.

"Después de haber acorralado a los terroristas en los lugares donde se escondían, el ejército consiguió esta mañana limpiar la ciudad y matar a muchos de ellos tras cuatro días de combates", afirmó un responsable de seguridad en Damasco.

"Las operaciones continúan alrededor de la ciudad", añadió.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) afirmó que el ejército se apoderó de casi toda la ciudad, expulsando de ella a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) y a otros rebeldes que se encontraban en esta localidad de unos 10.000 habitantes situada a 88 km al norte de Damasco y donde vive una importante comunidad cristiana.

Etiquetado como: