El ejército del presidente Bashar al-Asad tuvo apoyo de los Grupo de Defensa Popular y de aviones y helicópteros de Rusia

 23 noviembre, 2015
Uno de los aviones que participa de la ofensiva rusa en Siria
Uno de los aviones que participa de la ofensiva rusa en Siria

Damasco

El ejército sirio del presidente Bashar al-Asad recuperó este lunes el control de una ciudad del centro del país tomada por el grupo Estado Islámico (EI), tras más de 20 días de combates, según medios oficiales y una ONG.

"El ejército, en cooperación con los Grupos de Defensa Popular (milicias prorrégimen), tomó el control de Mahin y de un pueblo de Hawarin en el sureste de la provincia de Homs", indicó la televisión estatal, citando una fuente en el seno de las fuerzas armadas.

"El ejército infligió duras pérdidas a Dáesh", acrónimo del EI en árabe, que a principios de noviembre se apoderó de la ciudad de Mahin, según la televisión.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) confirmó el avance del ejército sirio apoyado por aviones y helicópteros rusos, dando cuenta de decenas de muertos y heridos entre los yihadistas.

El directo del OSDH, Rami Abdel Rahman, prevé que el ejército seguirá avanzando hacia Al Qaryatain, a unos 15 km al este de Mahin y controlado por el EI desde agosto. Los yihadistas destruyeron allí un monasterio católico siriaco del siglo V.

También en la provincia de Homs, las fuerzas de Asad progresaban el lunes hacia la antigua ciudad de Palmira, con el apoyo de helicópteros rusos, según Rahman.

El EI destruyó los templos y monumentos más emblemáticos de Palmira, Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Rusia apoya militarmente desde el 30 de septiembre al régimen de Damasco en su lucha contra el EI y los grupos rebeldes.