18 febrero, 2015

Abuya

La situación ha empeorado en los últimos días en Nigeria.
La situación ha empeorado en los últimos días en Nigeria.

El ejército nigeriano afirmó este miércoles haber matado a 300 combatientes de Boko Haram cuando retomó esta semana la ciudad de Monguno, en el estado de Borno (norte), que el 25 de enero había caído en manos islamistas.

"Más de 300 terroristas murieron y algunos fueron capturados", dijo un portavoz del ministerio de Defensa, Chris Olukolade, en un comunicado.

La información del ejército nigeriano sobre las muertes de islamistas son generalmente difíciles de confirmar. Pero las milicias de autodefensa contactadas por la AFP en Monguno, que colaboran con las fuerzas nigerianas, han confirmado que la ciudad fue retomada y que hubo muertos.

Etiquetado como: