Autoridades militares esperan recuperar región en al menos tres días

 15 marzo, 2015

Tikrit, Irak. AFP. Las fuerzas iraquíes ultimaron ayer la estrategia para expulsar a los yihadistas del centro de la ciudad de Tikrit que, según un comandante, será liberada en unos tres días.

Miles de hombres del Ejército, la Policía y tribus sunitas leales al Gobierno iraquí participan en la ofensiva para retomar Tikrit, situada a 160 kilómetros al norte de Bagdad y en manos del grupo Estado Islámic o (EI) desde hace nueve meses.

Karim al Nuri, un mando de la milicia chiita Badr, aseguró que no les llevará más de 72 horas liberar la ciudad.

Los últimos combatientes del EI que resistían en el centro de la ciudad se han visto superados en número y están “rodeados por todas partes”, dijo Nuri, pero cuentan con la protección de las miles de bombas que han dejado por toda la ciudad.

Entrevistado por la AFP en las afueras de Tikrit, cerca del pueblo de Awja, este mando aseguró que solo quedan “entre 60 y 70” yihadistas en la ciudad.

Un teniente coronel del servicio de contraterrorismo del Ejército iraquí hizo una estimación ligeramente superior, y una evaluación más prudente del inminente enfrentamiento.

Miembros de un grupo chiíta iraquí preparaban ayer un vehículo blindado para combatir al Estado Islámico en Tikrit. | AP
Miembros de un grupo chiíta iraquí preparaban ayer un vehículo blindado para combatir al Estado Islámico en Tikrit. | AP

“Las batallas en las ciudades son difíciles para todos los ejércitos”, recordó el comandante.

Insistencia. Bagdad ha intentado recuperar Tikrit varias veces, pero la operación en curso se está haciendo a una escala muy distinta, con más de 30.000 hombres implicados inicialmente.

La coordinación militar ha mejorado, la cooperación de algunas tribus sunitas está garantizada y se considera que Irán ha desempeñado un papel clave para planificar la operación.

Con la implicación de Teherán y el ascenso de las milicias chiitas, sin embargo, aparecen nuevas amenazas; estas últimas han sido calificadas de graves crímenes y abusos en las áreas reconquistadas, incluyendo ataques mortíferos contra sunitas.

La operación en Tikrit está considerada una prueba de la habilidad de Bagdad para imponer disciplina en el conglomerado de fuerzas combatientes involucradas en la guerra contra el EI.

Etiquetado como: